La historia de Meredith y Derek en #GreysAnatomy es menos idílica de como la recuerdas

En series como Los Simpson prefieren no pensar en la forma en la que escribían los personajes en los noventa y si tendrían que introducir cambios en el presente. Pero hay guionistas que sí se plantean cómo envejecen sus obras y si hoy en día seguirían escribiendo según qué tramas. En el caso de Anatomía de Grey, una de sus máximas responsables reconoce que quizás la trama de Derek y Meredith no era tan idílica si la miramos con las lecciones aprendidas estos últimos años.

Ellen Pompeo, protagonista de Grey's Anatomy.



El Shabbat 



Y no porque él todavía estaba casado


En series como Los Simpson prefieren no pensar en la forma en la que escribían los personajes en los noventa y si tendrían que introducir cambios en el presente. Pero hay guionistas que sí se plantean cómo envejecen sus obras y si hoy en día seguirían escribiendo según qué tramas. En el caso de Anatomía de Grey, una de sus máximas responsables reconoce que quizás la trama de Derek y Meredith no era tan idílica si la miramos con las lecciones aprendidas estos últimos años.

“Si miras, por ejemplo, a Meredith Grey y Derek Shepherd desde la óptica del Time’s Up y del #MeToo, él era su jefe, ella era una residente, y ella no dejaba de decir “No, déjame” y él no dejaba de perseguirla”, ha explicado Krista Vernoff, la actual showrunner, en una entrevista en Los Angeles Times.

Las dinámicas de poder eran demasiado conflictivas: Derek perseguía a Meredith siendo su jefe

La guionista reconoce que este flirteo constante de Derek hacia Meredith no era tan sano y simplemente romántico como lo presentaron. Había unas dinámicas de poder conflictivas entre ambos personajes: él tenía un puesto de responsabilidad en el Seattle Grace Hospital y Meredith era una vulnerable nueva residente que intentaba encajar en su equipo médico.

“Esta no es una historia que contaríamos hoy en día, y es un bonito y raro reflejo de cómo cambian las cosas con el tiempo”, ha querido reflexionar sobre el planteamiento inicial de la serie creada por Shonda Rhimes. Esta relación funcionó tan bien que el final de la primera temporada tuvo en vilo a 22 millones de espectadores.

Se acabaron casando y teniendo tres hijos (en la serie).
Se acabaron casando y teniendo tres hijos (en la serie). (ABC)

Esta reflexión, además, sí venía a cuento. Esta temporada el personaje interpretado por Ellen Pompeo se encuentra con un intenso despertar sexual, ahora que finalmente parece haber superado la muerte de su marido y asume que tiene derecho a rehacer su vida sexual y sentimental. ¿Y quién se ha colado en sus sueños húmedos? Andrew DeLuca, el residente interpretado por Giacomo Gianniotti.

”Tenemos que tratarlo de forma distinta a como lo hubiéramos hecho antes. Tenemos que hablar y mirar las dinámicas de poder. Es una conversación constante en la sala de guionistas. ¿Cómo podemos contar una historia que se sienta honesta y romántica y sexy y al mismo tiempo proactiva y progresiva?”, plantea. Parece que lo veremos en los próximos episodios.

Si al principio podíamos pensar que el tráiler de la nueva temporada había sido una estafa, ya que incluía una imagen de Meredith y DeLuca en la cama besándose, quizá este sueño en particular se haga realidad.

¿Qué pasará entre DeLuca y Meredith?
¿Qué pasará entre DeLuca y Meredith? (ABC)

#SomosPeriferiaUrbana


[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]


[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *