La Guerra de los Supremos

Una vez terminada la guerra, surgieron diferencias profundas en la concepción del concepto de Nación. Unos, terratenientes y hacendados, eran partidarios de remplazar a los gobernantes pero sin ningún cambio estructural en la forma de Gobierno.

COLOMBIA - CIRCA 2002: The battle at Calibio hacienda, January 5, 1814, painting by Jose Maria Espinosa (1796-1883). Colombia, 19th century. (Photo by DeAgostini/Getty Images)



El Shabbat 



Por Martha Elena Rangel


Toda la vida social es la ecología de los cuerpos humanos, que se reúnen y se apartan del paisaje’

Randall Collins, Sociología de las filosofías


Antes de iniciar la historia de la primera guerra civil convocada por la oligarquía payanesa, hay que decir tres cosas:

  • Los criollos, que para este caso les vamos a decir supremos, jamás fueron amigos de la independencia, si usted lee el memorial de agravios de Camilo Torres, lo que se exigía era ser tratados de igual a igual con los españoles.

  • La guerra de independencia fue librada por Bolívar, empresario, con un ideal libertario claro y una idea de nación en la cabeza; y otros, abogados, hacendados, que solo les interesaba un concepto de gobierno, su dilema consistía en si organizarse como feudalistas o centralistas.

  • Las tropas libertadoras estaban conformadas por campesinos, palenqueros, y esclavos ofrecidos de muy mala gana por los hacendados. Una vez retornaron, Bolívar se vio obligado solo a decretar la ley de vientres, pues solo hasta 1851 se abolió en Colombia la esclavitud. Los campesinos llegaron a convertirse en jornaleros, pues no tenían tierras.

Una vez terminada la guerra, surgieron diferencias profundas en la concepción del concepto de Nación. Unos, terratenientes y hacendados, eran partidarios de remplazar a los gobernantes pero sin ningún cambio estructural en la forma de Gobierno. Otro sector, más liberal propugnaba por la eficiencia del estado, la eliminación de instituciones coloniales inútiles y la total incapacidad de formar una nación que incluyera a grupos sociales como los afro, los indígenas, y el pueblo en general.

En ese tire y afloje, se citan los ilustres próceres de la patria en Villa del Rosario de Cúcuta, el 30 de Agosto de 1821: Antonio Nariño, Simón Bolívar, Santander. Casi un año discuten la constitución de la Gran Colombia. Esta constitución era de corte liberal y escandalizó al país, esclavista, medieval y pacato. Promulgo entre otras cosas: La liberación progresiva de la esclavitud, la libertad de expresión, erradicó la inquisición del territorio, reformó la tenencia de la tierra de la iglesia, determinó que la Gran Colombia tendría tres departamentos: Cundinamarca, Venezuela y Quito. Los invito a consultarla, es muy interesante.

Esta dejó a la curia en pie de guerra lamentablemente y para 1839, muerto Bolívar y Santander, durante el gobierno de José Ignacio de Márquez, estalló el conflicto al sancionarse una ley que prohibía tener conventos con menos de ocho sacerdotes. La tierra de esos conventos, pasaban a pertenecer al Estado para invertirla en educación. El padre Francisco de la Villota y Barrera, abad de uno de estos conventos, protestó y el pueblo lo apoyó.

Los hacendados del sur, ubicados en Pasto, apodados los supremos, aprovecharon inmediatamente la ocasión y se lanzaron a la guerra. Es la primera de muchas que lamentablemente azotan a nuestro país.

A la rebelión se suma el General José María Obando, hijo adoptivo de un comerciante pastuso, con negocios en la Sociedad de Popayán. Dicho general fue adepto incondicional a la causa realista. Bolívar sin embargo, lo atrajo a su causa y lo ascendió a coronel.

Posteriormente se rebeló contra Bolívar, derrotó a Tomás Cipriano de Mosquera, en la batalla de La Ladera en 1828, aunque se reconcilió con Bolívar, que lo ascendió a generfa, jamás aceptó la constitución de Cúcuta.

Se rebelaron:

Nótese que fusilaron a los coroneles y los generales gozando de su reputación y buenas haciendas. No hubo posibilidades de finalizar esta guerra, sin antes derrocar al entonces presidente José Ignacio Márquez y lo remplazó Pedro Alcántara Herrán Tres años después de haberse iniciado en 1842, se dieron por terminada la primera guerra civil de este país.

El descontento de los Supremos serían los siguientes:

  • El poder de la Gran Colombia estaba a manos de un espíritu liberal, que pese a la disolución de la Gran Colombia, pugnaba por imponerse en la naciente Nueva Granada.

  • Nacieron los liberales federalistas y los conservadores centralistas.

  • La Iglesia Católica, jugó un papel muy preponderante en esas diferencias ideológicas. Gracias a la eliminación de unos conventos, los liberales fueron declarados formalmente ateos y ellos no se sintieron mal con ello.

  • Las Familias hacendadas, enemigas todas de la abolición de la esclavitud, formaron parte del partido conservador.

  • Se sentaron entonces las bases del futuro de Colombia

  • Nuestro pueblo, adoctrinado por sus patrones, se dividieron entre los nacientes partidos. Comenzó la espiral del odio.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

1 pensamiento sobre “La Guerra de los Supremos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *