La extrema derecha está conforme con el asesinato de menores de edad en bombardeos del 2 de marzo en San José del Guaviare.

El ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, durante una rueda de prensa sobre el bombardeo del pasado 2 de marzo en Guaviare.REUTERS

La extrema derecha está conforme con el asesinato de menores de edad en bombardeos del 2 de marzo en San José del Guaviare. Después de las denuncias hechas ayer por el senador Roy Barreras y el periodista Hollman Morris la reacción del gobierno y todas sus instituciones dan mucho que pensar. Las justificaciones y declaraciones tienen escandalizados a la población civil.

Las primeras declaraciones oficiales fueron las del Ministro de Defensa a La W Radio: “es claro que quienes están en un campamento participan en las hostilidades y se debe hacer (el ataque) por el bien superior de la protección de los demás”.

En Blu radio dijo: “están haciendo una afirmación que había 12 niños. Lo que teníamos eran máquinas de guerra que estaban planeando acciones terroristas. Nuestro Ejército planea operaciones contra estructuras que planifican hostilidades. Aquí lo que tenemos son niños que hacen parte de una estructura de guerra, capaz de cometer atentados. La información que sacaron estas organizaciones debe ser verificada por la Fiscalía y Medicina Legal. Mientras tanto lo que hay es una operación legítima contra una estructura criminal”.

El General Lasprilla

Mientras el General Lasprilla decía: “”Cualquier campamento bombardeado de las Farc es un blanco legítimo y si había civiles, es responsabilidad de ellos (los insurgentes) (…) cuando se reúnen estos grupos en campamentos, se reúnen para llevar a cabo actos terroristas”, aseguró el uniformado, quien además defendió las acciones de la fuerza pública.”

Hoy un sector numeroso de la sociedad colombiana pide la renuncia de los involucrados en el asesinato de los niños en el bombardeo. Puesto que se han pasado por alto los DDHH. Y en el Manual Doctrina Damasco que regula las operaciones militares del Ejército. En él se establecen como elementos esenciales en operativos la ubicación de grupos armados, la inteligencia antes de un ataque y definir qué personas pueden ser afectadas.

Por todas estas declaraciones podemos decir que La extrema derecha está dispuesta a perpetuar la guerra.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *