La Conspirada Reforma Pensional

Las primeras conclusiones que se adoptaron en dicho congreso van en la vía de que el trabajador colombiano debe trabajar más años, por ende, cotizar más al sistema pensional y que el SMLV que se devenga en el país es muy elevado.

Alberto Carrasquilla, Photographer: Ivan Valencia/Bloomberg via Getty Images

Por Vallecaucano87

Las primeras conclusiones que se adoptaron en dicho congreso van en la vía de que el trabajador colombiano debe trabajar más años, por ende, cotizar más al sistema pensional y que el SMLV que se devenga en el país es muy elevado.

Alberto Carrasquilla, Photographer: Ivan Valencia/Bloomberg via Getty Images

Durante el desarrollo del Congreso FIAP – ASOFONDOS que se está efectuando en la ciudad de Cartagena, donde participan los representantes de las Administradoras de Fondos de Pensión – AFP y el Centro de Investigación Económica y Social – Fedesarrollo, con el propósito de discutir la situación actual de los trabajadores del país, en cuanto al modelo pensional que se tiene implementado, pero claro, desde la óptica del sector empresarial, más no del trabajador propiamente, pues las primeras conclusiones que se adoptaron en dicho congreso van en la vía de que el trabajador colombiano debe trabajar más años, por ende, cotizar más al sistema pensional y que el SMLV que se devenga en el país es muy elevado.

Estas dos premisas que los empresarios difunden por los medios de comunicación, propiedad de ellos mismos, son contempladas por el gobierno nacional, gobierno que en su campaña presidencial dijo a los colombianos que no generaría una reforma pensional que conllevara a un aumento en la edad de pensión de los trabajadores colombianos, en ese sentido, las responsabilidades de Iván Duque y su Ministra de Trabajo, Alicia Arango, para con sus votantes y con todos los trabajadores del país queda en un posible engaño y asalto a su fe. Pues, lo más seguro es que tal reforma pensional, que ya anunció este gobierno, si genere un aumento de la edad de pensión y, por consiguiente, un incremento en las semanas de cotización, siguiendo a su vez las recomendaciones de la OCDEOrganización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, continuando de esta manera, el legado que Juan Manuel Santos dejó para seguir reprimiendo la clase trabajadora, es por ello que desde esta posición, Santos jamás traicionó a Uribe, sólo usó formas diferentes, pues sus objetivos neoliberales son iguales, ya que el mismo Álvaro Uribe Vélez, desde su lugar en el Congreso de la Republica, viene haciendo todo un lobby institucional para causar el incremento de la edad pensional, bajo el argumento de que la expectativa de vida de los colombianos ha venido aumentando, idea que también apoya Sergio Fajardo. Véase Álvaro Uribe Vélez pidiendo aumentar edad de pensión.

Le puede interesar Descubriendo más Lobos….Sergio Fajardo.

El Dato: La proporción de ocupados informales en las 13 ciudades y áreas metropolitanas fue 46,4% para el trimestre móvil noviembre 2018 – enero 2019. Para el total de las 23 ciudades y áreas metropolitanas fue 47,7%. Fuente: Departamento Nacional de Estadística – DANE

A estas voces de los empresarios se puede adicionar el concepto “técnico” del actual Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, quien durante el gobierno de Uribe, afirmó de igual manera que el SMLV, de ese entonces también era muy alto, es decir, que podemos estar en medio de preparación mediática, para que al colombiano se le vierta la idea de que debe seguir siendo explotado después de los 62 años para los hombres y los 57 años para las mujeres, edades actuales de pensión en Colombia, y que está bien que sea así por ayudar a la economía del país. Cuando en realidad sabemos que este propósito es exclusivo para que los trabajadores al vender su fuerza de trabajo a los patronos siguen generando riquezas para ellos en la misma velocidad que su salud se ve afectada por los altos ritmos de producción y las altas exigencias competitivas del mercado, la industria y el sector de los servicios.

No en vano, desde hace ya varios años el sector empresarial del país, hombres poderosos económicamente y al mando de las compañías más robustas a nivel financiero, vienen difundiendo, con el respaldo de varios parlamentarios, estudios y conceptualizaciones técnicas que dan razón a que la vida del ciudadano colombiano se puede contemplar una expectativa de vida hasta los 80 años y que en consecuencia, estos deberían trabajar más tiempo, como si el trasegar por más de 35 o 40 años en los puestos de trabajo fuera poco para ser recompensado con una pensión, que actualmente bajo la legislación colombiana, sólo puede llegar a un máximo del 80% del salario con que se terminó el tiempo de actividad laboral, poca recompensa, injusta por demás, para los trabajadores que hoy día salen con diversas patologías adquiridas durante su vida laboral, diezmado su calidad de vida y en consecuencia, el limitar su goce y bienestar en la edad de retiro, una verdadera canallada con quien por tantos años dio gran parte de su vida para que otros gozaran del fruto de su trabajo en cambio de una contraprestación salarial, que en muchos casos, no alcanza para suplir las necesidades básicas de una familia de manera digna.

———————————————————————————————————————————–

El Dato: Las Enfermedades Laborales en Colombia registraron un incremento de 106 casos por cada 100.000 habitantes o trabajadores en el año 2016. Fuente: Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia

En este orden de eventos, que al parecer fueran independientes, no son más que todo un entramado, una especie de conspiración, para sacar si o si, una reforma pensional en la que la edad para alcanzar la pensión sea aumentada e igualdad entre hombres y mujeres, tal como lo dijo Fedesarrollo, un hecho en el que se aprovechan de la igualdad que se pide para ambos géneros, pero en el que poco se habla de que dicha igualdad también se refleje a nivel salarial para las mujeres que son las más afectadas por esta condición.

Y es que todo este escenario se termina de develar en el actual Plan Nacional de Desarrollo 2018 – 2022 “Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad”, con el que el gobierno de Iván Duque concede más ventajas legislativas y financieras a las AFP, que bajo la figura de los BEPS – Beneficios Económicos Periódicos, causa una regulación en donde el trabajador que alcance su pensión tenga sólo diez (10) días a partir del momento en que alcanza tal meta, para decidir si el fruto de su trabajo, lo que hoy llamamos pensión, sea administrado por su fondo de pensión en un desembolso único o si por el contrario, su pensión sea suministrada bimestralmente de forma automática, liquidada en fracciones de acuerdo a su monto.

Este mecanismo de los BEPS es una forma legal de arrebatarle la pensión al trabajador para que los fondos de pensión continúen su inversión financiera y obteniendo dividendos enormes con el dinero de la pensión de los trabajadores, sin que estos reciban partes significativas de esas grandes ganancias que obtienen las AFP, es decir, que la ley sigue siendo usada para beneficiar al sector privado a costillas del fruto del trabajo de la población, siendo este comportamiento, una completa traición a la clase popular que elige a sus gobernantes para defender los interese públicos.

———————————————————————————————————————————–

El Dato: Sólo 9 de cada 100 cotizantes del Régimen de Prima Media (RPM) y 11 de cada 100 cotizantes del Régimen de Ahorro Individual (RAIS) lograrán jubilarse. Fuente: Revista Portafolio

Es a este tipo de comportamientos, lesivos para la clase trabajadora del país, a los que como sociedad debemos unirnos y rechazar enérgicamente, pues no es posible que se continúen otorgando privilegios y ventajas a los más poderosos desde el aprovechamiento del poder en las instituciones públicas, a razón del trabajo del pueblo, concibiendo el trabajo como un medio de desarrollo y crecimiento social en términos de justicia, igualdad y dignidad.

Por ello, toda la clase trabajadora del país se debe pronunciar y, sobre todo, organizarse adecuadamente, para impedir que más arremetidas como las que actualmente nos han aplicado con leyes como la ley 100 de 1993, la ley 789 de 2002 y la ley 797 de 2003, continúen haciendo estragos profundos y regresivos en los derechos conquistados en el trasegar histórico de la lucha de los obreros y del pueblo por sus derechos, el de sus familias y del todo el colectivo como comunidad.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *