Brasil

Juez de Brasil da vía libre para que una niña de 10 años aborte bajo supervisión médica después de ser violada por un familiar 

Ayer domingo abortó la niña brasileña de diez años que fue violada por un familiar. Las autoridades brasileñas dieron autorización para que a la niña se le interrumpiera el embarazo. El aborto sucedió el domingo en las horas de la noche.

El , del Tribunal de Justicia del estado de Espírito Santo, determinó que “se realice el inmediato análisis médico con relación al procedimiento de mejor viabilidad para la preservación de la vida de la niña”, ya fuera por “el aborto o interrupción de la gestación por medio de parto inmediato”.

En Brasil como en Colombia, solo hay tres causantes para que un aborto sea autorizado: en casos de violación, si la gestante corre riesgo de vida o cuando el feto presenta anencefalia.

El Centro Integrado Amaury de Medeiros da Universidade de Pernambuco (Cisam/UPE) informa que “el procedimiento fue realizado y la paciente sigue estable“.

Era Violada desde los 6 años por un familiar

Todo salió a la luz pública, dado que la niña de 10 años ingresó al hospital de la localidad de Sao Mateus, en el sureste de Brasil, con dolores abdominales y contó a los médicos que era violada por su tío de 33 años que en este momento se encuentra prófugo de la justicia.

Tras una examen de sangre, quedó comprobado el embarazo de cerca de tres meses de la niña, quien denunció que era víctima de recurrentes violaciones por parte de su tío desde que tenía 6 años de edad.

La pequeña relató además que nunca había contado nada sobre los abusos sufridos porque el hombre la amenazaba con hacer daño a su familia.

El pasado jueves, la Policía Civil acusó formalmente al tío de la víctima y la Justicia decretó su prisión preventiva, pero no fue posible hasta el momento dar con el paradero del sospechoso.

El debate público y religioso fue mas que candente

Desde que se supo la noticia de la autorización del aborto por parte del juez provincial los grupos fundamentalistas religiosos salieron a atacar la decisión y se apoyaron frente a las puertas del hospital gritando asesinos a los médicos y personal sanitario que realizarían el aborto.

Efe informó en el lugar de los hechos, que cerca de una veintena de religiosos sostenían pancartas contra el aborto y recibieron al médico que trataría a la paciente bajo gritos de “asesino”.

“Vine alzar la voz y apoyar quienes militan por la vida, por el derecho de existir, de venir al mundo”, dijo a Efe el arquitecto Heitor Carvalho, quien agregó que “la vida es un valor innegociable”. Algunos de los activistas incluso intentaron irrumpir en las instalaciones médicas, pero agentes de la policía impidieron y reforzaron la seguridad en el local.


[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]


Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *