La regla de los tres tercios: Los Judíos y el dinero

Foto: nytimescom

Redacción elshabbat.com

“Para los es algo común hablar de , no es un tema tabú como sucede en occidente y otras religiones. En el ADN de la religión judía esta ser rico, no hay ningún impedimento en prosperar. Para un judío es vital tener su propio negocio”

nytimes.com Un colono judío en el pueblo de Duma, en enero de 2016.

en su libro Los Judíos, el mundo y el dinero, nos cuenta que para los judíos el dinero es una parte esencial de la vida y que han aprendido a manejarlo de manera eficaz. NO es que no haya judíos pobres, de hecho hay muchos, pero la otra cara nos dice que hay una masa importante de judíos prosperos y con mucho dinero.

Para los judíos no basta con recibir una herencia, también hay que saber mantenerla y hacerla crecer.

Desde pequeños aprenden la de los 3 , dividir el dinero en partes:

1. Un tercio en tierras: Las tierras son más seguras, pero el retorno es menor.

2. Un tercio en negocios: Los negocios dan más beneficios, pero tienen más riesgos.

3. Un tercio en liquidez: Una parte de tu riqueza debe de estar disponible para imprevistos y oportunidades.

Esto también es conocido con otro nombre: Diversificar. No tiene mucho sentido vender tu casa para comprarte un Ferrari, tampoco tiene sentido comprar con la tarjeta de crédito caprichos que no necesitas. Vende todo lo temporal e invierte el dinero en cosas que te den rentabilidad a largo plazo.

Para los judíos es algo común hablar de dinero, no es un tema tabú como sucede en occidente y otras religiones. En el ADN de la religión judía esta ser rico, no hay ningún impedimento en prosperar. Para un judío es vital tener su propio negocio, no les gusta trabajar toda su vida para cumplir el sueño de otros, son conscientes de la reinversión en el propio negocio, de la rentabilidad a largo plazo.

Entienden que el dinero no es un fin, es un medio, no tiene sentido acumular dinero sin un propósito. Acumular dinero sin un propósito da lugar a la avaricia y a la infelicidad.

Lorena Martinez

Son conscientes de la importante de la red de contactos para hacer dinero y tener buenos contactos. Los judíos se ayudan los unos a los otros para evitar la duplicidad de errores.

Ante todo protegen la reputación dentro de la comunidad para hacer negocios cada vez más importantes. Para los judíos es ley tratar bien a los empleados: No defraudarás a un empleado pobre o desamparado.

Para la religión judía pagar una nómina con retraso puede ser un pecado comparable con el homicidio. Hay que ser honesto con los clientes, no aprovecharse de los demás.

Invierten grandes sumas de dinero y de tiempo en el conocimiento, algo que ninguna civilización, ni persona, te puede arrebatar. El 25% de los premios novel son judíos.

Si repartiéramos todo el dinero del mundo a partes iguales entre todas las personas, en 5 años el dinero volvería a estar en las mismas manos.

No busques trabajo, créalo

También te puede interesar : Toda la historia son tonterias

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

3 Comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*