Bogotá

[#Video] Jorge Rausch denunciado por suspender contratos y quedarse con propinas


elshabbat.com


New York


Por Alexander Quiñones∼Moncaleano


Hoy es tendencia porque anunció que la caja se le había acabado, que le tocaba cerrar sus restaurantes en Bogotá a causa de la . Fue entrevistado hasta por el Papa Francisco, lo llamó Julito, lo llamó el primer cuñado de la nación y lo llamó el periodista más arrodillado de todos, ya ustedes sabrán quién. Pobre empresario, quebró como han quebrado mas de 25 mil restaurantes en Colombia debido al confinamiento que trajo la pandemia, la cosa claro que es preocupante, pero no por Jorge Rausch, ni por Andrés Carne de Res, ni mucho menos por Don Jediondo que mal que bien eligieron su destino, echaron la moneda al apoyar al gobierno de Iván Duque en las presidenciales de 2018.

Nunca pensaron que una ralentización de la economía por durante tres o cuatro meses los llevaría a la quiebra. Y el gobierno ni se dio por enterado, los salvavidas eran para los grandes empresarios, los bancos, los industriales, Rausch, Andrés y Don bolas eran unos advenedizos que nada tenían que recibir. Los trataron como lo que son para un gobierno ineficiente: platos de segunda mesa.

Hoy en las entrevista que dio el show-chef no fue capaz de criticar duramente al presidente, por si las moscas todavía pueda recibir una migaja que no lo hunda del todo en la quiebra absoluta. Lo que sí dijo fue que pagaba arriendos de 40 millones de pesos, que había despedido a gran parte de su nomina y que su caja había quedado vacía.

Esta clase de personajes genera críticas, y mucha antipatía por un sector de la sociedad que lo ve, no sin razón, como un tipo arribista y farandulero. Después de que Rausch saliera en todos los ‘grandes’ medios le tocó el turno a las redes que no perdonan. Allí le sacaron los trapíos al sol, las fotos con Duque, la de sus empleados saliendo por puertas diminutas para que no molestarab a su gran clientela. Todo un lumpen resultó ser el tal Rausch que se quejaba del cierre y la quiebra inminente.

No podemos quejarnos, las redes le dieron un poco del trato que él de alguna manera le ha dado a sus empleados, no solo los hacía salir por puertas diminutas, arrastrándose como ratas sino que esos mismos empleados lo han acusado de quedarse con las propinas. Todo un lumpen, ninguna otra palabra describiría a este sujeto.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *