Jeff Bezos, Arabia Saudí y ciber∼espionaje

0
119


El Shabbat 



Por Un Sr de Barcelona


El 1 de Mayo de 2018,

El 1 de Mayo de 2018, ∼, dueño de Amazon y hombre más rico del mundo, recibió en su móvil un Whatsapp del Príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán. Bezos no lo sabía aún, pero su móvil acababa de ser hackeado. En adelante, toda su información personal sería pirateada.

¿Qué había en ese mensaje? Lo único que se sabe es que Bezos recibió un video, y que probablemente ese vídeo contenía un virus que durante los meses siguientes robó y copió toda su información privada: eMails, SMS… y fotos, ¡muchas fotos!

Lo que les voy a explicar es una historia real. La está publicando estos días el diario inglés The Guardian, en otro ejercicio magistral de periodismo de investigación. Incorporo también información que ha publicado la ONU, el FBI y la CIA… Lo haremos por partes.

..

Parte I: va a Estados Unidos

Mohamed bin Salmán, al que llamaremos MBS para abreviar, fue designado Príncipe Heredero de Arabia Saudí en junio de 2017. A efectos prácticos pasó a ser el Rey, ya que su padre padece Alzheimer. Su llegada generó expectativas de reforma del régimen saudí, e inicialmente eso parecía: menos presencia de la religión en la vida pública, aparente apertura política, más medidas a favor de la mujer, etcétera.

Sin embargo, este espejismo duró poco, ya que el régimen saudí continuó con su grave tendencia a generar conflictos internos y externos: represión política, guerra en Yemen, acciones militares en Siria, violaciones de los DDHH…

 

Es en ese contexto que el gobierno saudí decide lanzar una campaña de lavado de imagen en su principal socio geo-político: Los Estados Unidos. No olvidemos la relación de los Bush, padre e hijo, con Arabia.

 

Aquí entra en escena otro protagonista de la historia: David Pecker, dueño del grupo editorial American Media Inc (AMI), que publica entre otros el tabloide sensacionalista National Enquirer. Lo peor de lo peor: chismes y rumores a tope. Hablaremos de él en unos instantes.

 

En septiembre de 2017 Pecker viaja a Arabia, y acuerda un plan de visitas de MBS a EEUU. ¿El objetivo? Básicamente, lavar la imagen de los saudís y vender la imagen de MBS como un líder moderno. Esto sucede a principios de 2018… Todo el mundo quiere tomarse una foto con MBS: los dueños y máximos ejecutivos de Facebook, Google y Apple, actores como The Rock, Oprah… ¡todos! David Pecker pone a todos sus diarios a vender a MBS como un líder moderno.

 

También el Presidente Trump se toma la foto. MBS y Trump tiene un amigo en común: el mismo David Pecker. Durante la campaña electoral de 2016 David Pecker protegió desde sus diarios a Trump de sus múltiples escándalos (¿recuerdan el “grab them by the pussy”?).

 

MBS también conoce en esta visita a Jeff Bezos. Hablan de la posibilidad de instalar Data Centers de Amazon en Arabia. Se hacen amiguetes (interesados), y como tal, intercambian el número de móvil. Bezos ha caído en la trampa.

 

Volvamos al 1 de Mayo: meses más tarde, Bezos recibe un Whatsapp de MBS con un video. No se sabe de qué era el video. Lo que especialistas en ciberseguridad han descubierto es que el video contenía un virus que se instaló en el móvil de Bezos.

A partir de ese momento, toda la información del móvil es pirateada. Toda. Mails, mensajes… y fotos. ¿Quién puso el virus? Sigan leyendo…

 

Parte II: El asesinato de Jamal Kashoggi

Kashoggi era un periodista opositor al régimen teocrático y autoritario saudí. Con 2 millones de followers en Twitter, era una autoridad. Sus alegatos pro-democracia y sus feroces críticas a MBS le llevaron al exilio en septiembre de 2017. Se trasladó a EEUU y entró a trabajar como columnista en el Washington Post, desde donde continuó lanzando editoriales críticos con MBS y su gobierno. ¿Quién es el dueño del Washington Post? Comienzan las casualidades: Jeff Bezos.

 

El 2 de octubre de 2018 ya habían pasado cinco meses desde que el móvil de Bezos estaba siendo hackeado. Ese día, Kashoggi entró en el consulado saudí de Estambul a renovar el pasaporte y nunca salió de allí. Agentes secretos saudís lo torturaron, asesinaron y descuartizaron, en un crimen de estado que, según los servicios de inteligencia turcos, americanos e israelís, llega a salpicar directamente a MBS.

 

Todo el mundo pregunta qué ha sucedido y cómo está involucrado MBS en el asesinato de Kashoggi. Todo el mundo, el Washington Post a la cabeza.

 

Parte III: El escándalo Bezos

8 de noviembre de 2018: seis meses con el móvil hackeado, un mes del asesinato de Kashoggi. Jeff Bezos recibe otro mensaje de MBS. Parece una broma, pero no lo es. Bezos pierde la sonrisa.

El mensaje dice así: “Discutir con una mujer es como leer las cláusulas de un contrato por Internet. Al final, pasas de todo y clicas Continuar”. Al lado, la foto de una mujer. No cualquier mujer, sino alguien muy parecido a otra protagonista de la historia: Lauren Sanchez.

Lauren Sanchez es una presentadora y personalidad televisiva bastante conocida en EEUU, nominada a un Grammy. Jeff Bezos llevaba 25 años casado con su esposa, Mackenzie, con quien tiene 4 hijos… 25 años largos años de proyecto en común. Los motivos son irrelevantes, pero la cuestión es que Bezos hacía tiempo que tenía una aventura furtiva con Lauren Sanchez… Primero de mensajes suerentes, luego fotos picantes, más adelante una selfie desnudo…

 

Bezos vuelve a mirar la foto del mensaje. Saltan las alarmas. Bezos encarga a su equipo de seguridad que investigue la posible filtración. El resultado no tarda en llegar: el móvil está hackeado y alguien tiene toda la información. ¿Quién? Todavía no lo saben…

 

Según el informe de la ONU, este fue un primer intento de MBS por presionar directamente a Jeff Bezos para que rebajara el tono de las acusaciones del Washington Post contra el régimen saudí. Los intentos de presión continúan, pero Bezos aguanta.

 

El 10 de enero de 2019 estalla el escándalo. El National Enquirer trae en portada la noticia de la infidelidad de Bezos. Será el primero de varios reportajes del diario de David Pecker. Se filtra el contenido de los SMS. Corre el rumor de que hay fotos de Bezos desnudo. David Pecker presiona directamente a Jeff Bezos… “o paras la campaña, o publico más cosas”. Incluso el Presidente Trump aprovecha la ocasión para denostar a Bezos. Pero Bezos aguanta.

 

El 7 de febrero de 2019, en un giro inesperado, Bezos contrataca. Publica un artículo en el que denuncia los intentos de chantaje a que David Pecker le ha sometido. Admite la infidelidad, pero advierte de que su investigación llegará hasta el final. El titular del artículo es toda una declaración de intenciones: “No, gracias, Mr. Pecker”. Bezos encarga una investigación detallada y se pone en manos del FBI. Pero esto no acaba aquí…

 

Parte IV: Se estrecha el cerco

Pasan los meses y parece no haber novedad. Hasta hace poco. Un martes The Guardian publicó la noticia bomba en portada: “El heredero saudí y el complot para presionar a Jeff Bezos”. Durante la semana salieron más artículos, resumen de meses de investigación del Guardian, el equipo de Seguridad de Amazon, el FBI, la CIA e incluso el equipo de Rapporteurs de la ONU especialista en asesinatos extrajudiciales.

En resumen: Según la ONU, Arabia Saudí ha entrado de lleno en el uso del ciberespionaje para presionar a los disidentes políticos, y a todo aquel que pueda socavar la imagen pública del régimen. Estamos hablando de una campaña que afecta a centenares de personas. Estas acciones de ciberespionaje han sido realizadas (sorprendentemente) por una empresa israelí: el NSO group, a quien la propia WhatsApp demandó por hackear 1400 cuentas en Abril-Mayo de 2019. Cuentas de periodistas, líderes políticos y activistas de todo el mundo.

Como no podía ser de otra manera, la Embajada Arabe en Washington DC ha reaccionado a las filtraciones calificándolas de absurdas en un tuit reciente…

La AMI, la empresa editorial de David Pecker, niega haber recibido la filtración de la infidelidad de Bezos de los servicios secretos árabes. Pero el FBI y la CIA parecen apuntar a que fue así.

Todos los ojos miran hoy hacia Arabia Saudí y muy particularmente a Mohamed bin Salmán. Un país y un líder que han demostrado ignorar las reglas del mundo civilizado, con asesinatos y chantajes.

Un líder que intenta e intentará tapar este nuevo escándalo con actos de promoción y comprando simpatías por todo el mundo… ¿Dónde se ha celebrado la Supercopa de España?

 

Epílogo.

En octubre de 2019 Jeff Bezos le entrega una vela a una mujer. Es Hatice Cengiz, pareja del fallecido Jamal Kashoggi. Junto a varias personas más, ambos pasan la noche frente al Consulado árabe en Estambul. Hace un año del asesinato.

Bezos y su mujer Mackenzie se han divorciado. Ella se ha quedado el 25% de las acciones de Amazon. El divorcio más caro de la historia. Bezos parece vivir una segunda juventud…

Las elecciones americanas serán en breve. Trump tiene el impeachment encima. Alguien podría preguntarse qué papel ha jugado en todo el asunto. Por otro lado, Arabia Saudí está bajo el escrutinio internacional. Sigue la investigación…

Gracias al periodismo de investigación, el mundo es hoy un poco mejor. In memoriam.

 

Ah, una última cosa… si ni siquiera @JeffBezos está a salvo del ciberespionaje, ¿quién lo está? Para pensar…

 

Si les ha gustado el hilo, les animo a compartirlo haciendo RT. A veces estoy inspirado, así que si se hacen Follower, igual les sorprendo. Gracias por leerme.

 

, , , mbs,

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here