Iván Duque, un gobierno que no inspira confianza

La casa en desorden perpetuo y Duque y su vicepresidenta solo miran para el país vecino. Igual hacen los medios colombianos, los “grandes” medios de comunicación colombianos y sus propagandistas. No podemos estar peor: el sur paralizado, una minga desatendida, con varios muertos de por medio; el desempleo por las nubes, la ONU pidiendo que reglamenten ya la Jurisdicción Especial Para la Paz y ahora para rematar el Parlamento Ruso les manda una carta que deja un sin sabor de falta de diplomacia enorme. 

NEW YORK, NY - SEPTEMBER 26: President of Colombia Ivan Duque Marquez addresses the United Nations General Assembly on Manhattan. (Photo by John Moore/Getty Images)

Por Alexander Quiñones-Moncaleano

La casa en desorden perpetuo y Duque y su vicepresidenta solo miran para el país vecino. Igual hacen los medios colombianos, los “grandes” medios de comunicación colombianos y sus propagandistas. No podemos estar peor: el sur paralizado, una minga desatendida, con varios muertos de por medio; el desempleo por las nubes, la ONU pidiendo que reglamenten ya la Jurisdicción Especial Para la Paz y ahora para rematar el Parlamento Ruso les manda una carta que deja un sin sabor de falta de diplomacia enorme.

NEW YORK, NY – SEPTEMBER 26: President of Colombia Ivan Duque Marquez addresses the United Nations General Assembly on Manhattan. (Photo by John Moore/Getty Images)

El gobierno colombiano, en cabeza de Iván Duque, demuestra que no tiene cómo gobernar un país en el que sus ciudadanos necesitan aumentar su bienestar y tener oportunidades sociales y políticas. Día tras día, semana tras semana, hay un incidente que pone sobre la mesa su inexperiencia y su falta de todo, sobre manera de diplomacia. Hace unos días Donald Trump afirmó acerca él: “muy buen muchacho pero que no ha hecho realmente nada por parar el tráfico de drogas hacia los Estados Unidos”. Lapidaria afirmación después de todas las caricias que ha hecho el Uribismo para agradar a Trump. No solo le ha servido de patio trasero y agitador contra el gobierno venezolano, sino que ha dicho que “los padres fundadores” sirvieron en demasía a la independencia de Colombia. No es posible bajarse más los pantalones.

Pero lo más allá de Trump, The New York Times les ha destapado un montaje vergonzoso sobre lo ocurrido en el famoso concierto de ayuda humanitaria hacia Venezuela, que era todo menos ayuda humanitaria. Los grandes y mediocres medios de comuniación colombianos salieron a decir que el camión con ayuda humanitaria que el gobierno americano había enviado a la frontera entre Colombia y Venezuela había sido quemado por: “las fuerzas de seguridad, bajo órdenes del presidente Nicolás Maduro, prendieron fuego a un convoy de ayuda humanitaria mientras millones de personas en su país padecen enfermedades y hambruna”. Bueno, ya supimos que lejos estaba de ser verdad y que el camión fue quemado en el lado colombiano. Todo quedó en un vídeo, que quiso manipular el gobierno colombiano.

La casa en desorden perpetuo y Duque y su vicepresidenta solo miran para el país vecino. Igual hacen los medios colombianos, los “grandes” medios de comunicación colombianos y sus propagandistas. No podemos estar peor: el sur paralizado, una minga desatendida, con varios muertos de por medio; el desempleo por las nubes, la ONU pidiendo que reglamenten ya la Jurisdicción Especial Para la Paz y ahora para rematar el Parlamento Ruso les manda una carta que deja un sin sabor de falta de diplomacia enorme.

Foto: Página web de Cámara de Representantes

Esta misiva fue dada a conocer por el diario El Tiempo. Fue dejada en el despacho del presidente de la Cámara de Representantes, Alejandro Chacón, quien dijo a El Tiempo que se interpretaba como una amenaza directa. En la carta se lee:

“El uso ilegítimo de la fuerza militar contra Venezuela por parte de otros Estados que respaldan a la oposición será interpretado por el Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de la Federación de Rusia solamente como un acto de agresión contra un Estado soberano y una amenaza a la paz y seguridad internacionales”.

“Es una advertencia al Congreso, porque finalmente somos nosotros los que permitimos al Gobierno si se hace o no algún tipo de intervención militar en territorio extranjero. Claramente es una amenaza directa al Estado de Colombia, por eso estamos confirmando por qué nos llegó de forma directa al Capitolio y no a través de los canales diplomáticos”, le dijo Chacón a El Tiempo.

La carta, como lo dijo Chacón, es de una importancia grandísima y se deben hacer gestiones diplomáticas para que se resuelva pronto este asunto. EL Gobierno de Iván Duque creyó que lo que pasó en la frontera con Venezuela era una fiesta del chivo. No alcanzaron a medir el impacto que esta acción podría tener en un futuro cercano, y ahora se están dando cuenta de que el asunto es de una gran importancia geopolítica.

Al parecer no es solo inexperiencia de parte de Iván Duque, sino de tener que atender los asuntos del jefe político que tiene, ése que lo montó en la Presidencia de la República.

 

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *