Iba a pagar una cuenta de restaurante y su tarjeta de crédito no funcionó

El maravilloso servicio al cliente de este restaurante salvó de un colapso a la turista que entró a comer para relajarse después de un día agitado

 

Hoy el restaurante Moku Kitche, en Honolulu, se está haciendo famoso gracias a su gran servicio al cliente. Un pequeño gesto puede ser la más poderosa campaña de marketing que una compañía pueda tener. El gesto de quienes trabajan en este restaurante ya le está dando la vuelta al planeta. Una pequeña acción puede cambiar el mundo, dicen los gurús de las comunicaciones y así lo entiende el restaurante que le solucionó el problema a su cliente. Hoy esa cliente es una de sus mejores embajadoras ante el mundo.

 

El relato se conoció a través de LinkedIn, la narradora: Diana Patricia García Ocampo, una Project Manager. El propósito al contar su historia fue “analizar los esquemas de atención al cliente que pueden manejar las diferentes empresas”.

 

La aventura comienza en un restaurante, pero ella explica que está en Estados Unidos y aclara que antes de viajar avisó a su banco de Colombia para no tener problemas con su tarjeta de crédito. Pese a ello, los tuvo.

 

Cuenta que entró en un restaurante y que, al ir a pagar la cuenta, apareció un mensaje: “Tarjeta bloqueada por posible fraude”. A partir de ahí, la clienta admite que casi colapsa, que Visa le dijo que no podían hacer nada porque era problema del banco y que con el banco no pudo hablar.

 

“No tengo cómo hacer una llamada internacional. No me contestan los correos y no veo otros canales de comunicación (chat o algo así, en las redes sociales tampoco contestan)”, se lamenta.

 

Es entonces cuando celebra la reacción que tuvo con ella el restaurante: “Disfruta tu comida y tu viaje, entendemos por lo que puedes estar pasando. Todo tu pedido es cortesía de la casa”.

 

“Nunca me habían visto en la vida, yo igual tenía cómo pagar en efectivo y no me quisieron recibir el dinero, yo me emocioné hasta el alma”, señala antes de destacar: “Este restaurante ahora es mi preferido, volveré, traeré gente y además la comida más deliciosa que he comido por estos lares. Si están en Honolulu, por favor no dejen de pasar por acá. Cliente fiel y agradecida a partir de hoy”.

 

La experiencia se ha convertido en un fenómeno viral en LinkedIn, con cerca de 50.000 reacciones, casi 2.000 comentarios y otros tantos compartidos.

Vista previa de la imagen

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.