Holanda practica la eutanasia a una menor víctima de violencia sexual que sufría depresión

Noa Pothoven, una joven holandesa de 17 años, ha muerto en una cama de hospital en su sala de estar después de que se le concediera el derecho a la eutanasia por las secuelas psicológicas que le dejaron los abusos sexuales que sufrió de niña.