Gustavo Petro otorga poder a los penalistas Juan Trujillo y Augusto Ocampo para representarlo como víctima de presunto fraude en las elecciones presidenciales 2018-2022.



 El Shabbat 



Por Alexander Quiñones∼Moncaleano


Gustavo Petro otorga poder a los penalistas Juan Trujillo y Augusto Ocampo para representarlo como víctima de presunto fraude en las elecciones presidenciales 2018-2022.

Las denuncias de fraude electoral que viene presentado el Senador Gustavo Petro no son nuevas, desde una semana antes de darse las elecciones presidenciales 2018-2022 llamó a una rueda de prensa donde hacia las denuncias de fraude electoral por parte de la Registraduría y el Consejo Nacional Electoral.

Nada nuevo en bajo el sol. Hay precedentes que apoyan estas denuncias que hace el líder del progresismo colombiano. Esos antecedentes tienen que ver con el Partido Mira, quien perdió tres curules. Desde la misma noche del 9 de marzo del 2014, cuando el Mira perdió las tres curules que tenía en Senado, como resultado de una sensible reducción de sus votos, el movimiento montó una especie de registraduría alterna para revisar cada uno de los votos que los colombianos depositaron en esa jornada. Durante los siguientes cinco meses, unas 1.000 personas estuvieron transcribiendo los sufragios registrados en las más de 95.000 mesas de votación instaladas y los formularios y actas producidas por las cerca de 1.850 comisiones escrutadoras. El resultado de esa labor sirvió de soporte de la demanda de nulidad contra la elección de senadores para el periodo 2014 – 2018 ante el Consejo de Estado, que a un mes de unas nuevas elecciones se pronunció.

Después de publicado el fallo, Lucy Jeannette estaba segura de que los medios la iban a buscar sin descanso y el impacto en la opinión pública iba a ser inmenso, pero nada de eso sucedió. «Me sorprende que solo cinco meses después se esté hablando de esto, pero no por la decisión del Consejo de Estado, sino por lo dicho por el doctor Petro y la Fundación PARES». Además, no vacila en asegurar que este ha sido uno de los casos más importantes desde 1991. “Su magnitud es equivalente a todos los procesos de nulidad electoral que ha habido desde la constituyente hasta hoy”.

Las palabras de la magistrada del Consejo de Estado Lucy Jeannette Bermúdez son de una importancia inmensa pues devela corrupción y secuestro del sistema electoral y por ende a la democracia misma. Esto quiere decir que no hay garantías en ninguna elección a las corporaciones públicas de elección popular.

Hoy está en manos de la firma de abogados de Juan Trujillo Cabrera, Daniel Mendoza Leal, y Augusto Ocampo no solo la denuncia de fraude electoral a la candidatura de Gustavo Petro a la presidencia de 2018-2022 sino toda la institución democrática de Colombia. Sabemos de las calidades de los señores penalistas y no podemos estar mejor representados como pueblo por estos señores.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

3 pensamientos sobre “Gustavo Petro otorga poder a los penalistas Juan Trujillo y Augusto Ocampo para representarlo como víctima de presunto fraude en las elecciones presidenciales 2018-2022.

  1. estos gobernantes del centro “DEMOCRATOCO” REPRECENTAN UN CONCIERTO PARA DELINQUIR.LOS POLIRICOS MAS CORRUPTOS DE COLOMBIA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *