Economía

¿Es La Banca Criminal? Lea y decida usted



 El Shabbat 



Por Angélica Castell


El segundo cáncer más grave que tiene Colombia después de la corrupción, es la banca; una banca criminal que desangra y empobrece a las empresas, a los ciudadanos y  todo aquel que a sus puertas toca.

Con los intereses que cobra por sus créditos, un colombiano podría cancelar  las cuotas de cinco créditos en cualquier país del mundo:

Los sueldos sólo suben en un 4% anual en promedio y cualquier ciudadano del planeta toma créditos para vivienda, autos, etc. y los paga fácilmente con su trabajo, pero en Colombia las personas pierden sus cuotas iniciales, pagos mensuales y quedan atadas por largos años a la deuda, mientras los bancos se apropian de los bienes volviéndolos a vender sin perder un solo peso. Y ni hablar de los reportes a Datacrédito que anulan cualquier otra oportunidad de levantar cabeza, es casi el final para cualquiera.

Realmente es una banca cruel y despiadada y el estado la patrocina a través de las juntas del Banco de la República y el Ministerio de Desarrollo y Hacienda.

La banca es el poder detrás del trono; y qué decir de los servicios bancarios por los cuales nos cobran: por retirar nuestro dinero (uso de cajeros automáticos), por usar la tarjeta (cuota de manejo), la cual es un robo a mano armada, por estudiar la capacidad crediticia, por tener la plata de la nómina, por trasladar la plata de una ciudad a otra, cuando todos sabemos que usan un mismo software en cuentas nacionales y lo peor es que no podemos sacar todo nuestro dinero y debemos dejar al menos cinco mil pesos en promedio, los cuales a veces se desaparecen misteriosamente. La banca colombiana solo retribuye en créditos el 40% de los depósitos que recibe de sus clientes y lo más grave, es que todo lo hacen en Bogotá y las grandes ciudades.

Manejan todo el dinero del País: la nómina del sector público,  pensionados y maestros; los impuestos, los servicios públicos, la seguridad social, y fuera de eso por cada retiro cobran el 4×1000, el cual es un impuesto que iba a ser temporal pero que ya está consolidado.

En definitiva la banca es la entidad que más contribuye a la desigualdad e inequidad de la nación y es una de las grandes responsables de la mala redistribución del ingreso en Colombia, para la muestra un botón: el año pasado (2019) la totalidad de la banca en Colombia obtuvo utilidades por siete punto dos billones de pesos ($7.2 billones), una cifra dantesca si la comparamos con los 21€ que perdió el pib per capita de los colombianos en comparación con el año anterior en el tercer trimestre.

Hasta cuándo el pueblo colombiano va a soportar esta situación; necesitamos que los representantes, senadores y en general toda la comunidad se una y emprenda una lucha para derogar estas leyes económicas e implementar unas mejores que representen y contribuyan al bienestar social de todo los colombianos.

Fuentes macroeconómicas:

datosmacro.com

 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *