Erupción del volcán en La Palma: terremotos y última hora | Cumbre Vieja [Vídeo]

Erupción del volcán en La Palma: terremotos y última hora | Cumbre Vieja. Ríos de lava que dejan una imagen impactante unida con el sonido propio de la erupción.

Después de más de 25.000 pequeños seísmos que no han dejado de sacudir a La Palma durante ocho días y que han elevado a la isla unos 15 centímetros, el magma que empujaba bajo el suelo se abrió camino: desde las 15.10 horas (hora canaria) la isla se estremece y se convierte el suroeste en escenario para el octavo volcán en tiempos históricos, de nuevo en la Cumbre Vieja.

La situación, como bien definiría una vecina, es todo “un espectáculo increíble que da pánico”, un fenómeno que ya ha arrasado varias viviendas y que ha motivado el desalojo de unas 5.000 personas en El Paso, Tazacorte y Los Llanos de Aridane, municipios colindantes a una espectacular zona de pinares conocida como Cabeza de Vaca, epicentro de casi una decena de fisuras en la tierra por donde se ha abierto paso el volcán. Han sido horas de angustia para muchos palmeros que se enfrentan a una noche de luna llena, iluminada también por la lava. Por suerte, siguen sin lamentarse daños personales.

El volcán comenzó a rugir en la tarde de este domingo. Primero fue una sacudida, luego una fuerte explosión que generó una columna de humo y cenizas, a la que pronto siguieron borbotones de lava elevándose muchos metros sobre el suelo desde varias bocas eruptivas. Hasta siete, han contado los expertos del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan). Los canarios fueron testigos del emocionante momento, que logró capturar Televisión Canaria.

Desde hace días, Involcan y el Instituto Geográfico Nacional (IGN), los dos organismos científicos que tenían monitorizada la isla, venían advirtiendo de que el proceso sísmico se estaba acelerando, de que los terremotos tenían focos cada vez más someros (20 kilómetros, 10, 8, 5, hasta solo 100 metros los últimos), por lo que no descartaban que pudiera terminar en una erupción. Y así ha sido, aunque la rapidez de los acontecimientos ha tomado por sorpresa a los expertos, incluso se ha pasado de semáforo amarillo a rojo directamente, sin establecer el naranja, que permitía desalojar a los ciudadanos con tranquilidad. Predecir cuándo y dónde estallaría el volcán no era tarea fácil, más si se tiene en cuanta que en muchas ocasiones los episodios volcánicos se han detenido de repente.

Involcan calculaba que bajo el suelo se había acumulado un reservorio de magma de 11 millones metros cúbicos que presionaba por salir, la cuarta parte del volumen de materiales volcánicos que emitió en sus 24 días de fuego el Teneguía (1971), el último volcán que había vivido La Palma hasta la fecha (43 millones de m3). Con estos datos, el director del grupo Geociencias Barcelona, del CSIC, el vulcanólogo Joan Martín, ha resaltado que esta erupción estromboliana es “normal”, de las que ha habido históricamente en Canarias, y ha añadido que, por los datos de los que dispone, podría durar como mucho un par de meses, con la posibilidad de llegar al mar. Sí podrían ocasionar problemas en la zona más cercana, ha añadido, los gases, las emanaciones de azufre y dióxido de carbono.

Cuando el volcán estalló, las evacuaciones ya habían comenzado: en El Paso, Mazo, Los Llanos de Aridane y Fuencaliente las autoridades estaban sacando de sus casas a los vecinos con problemas de movilidad. Y el resto de habitantes de la zona había recibido charlas todos estos días de cómo prepararse para abandonar su casa. Pero nada prepara para semejante espectáculo de la naturaleza.

La noche será larga para los canarios, testigos de “un espectáculo increíble que da pánico”.

Erupción del volcán en La Palma: La lava salta al municipio de Los Llanos de Aridane

En estos momentos son ocho las bocas por las que está saliendo la lava que ya ha saltado al municipio de Los Llanos de Aridane, se informó este domingo tras la reunión del Pevolca, en la que estuvieron presentes los presidentes de Canarias y el Gobierno de España, Ángel Víctor Torres y Pedro Sánchez; el dirigente insular, Mariano Zapata; y el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende.

El dirigente insular sí ha reconocido que preocupa el avance de las coladas de lava hacia las zonas de costa, por los daños materiales que pueda generar. “La Palma ha demostrado que un territorio seguro. Hemos sido capaces de responder con prontitud”, ha señalado.

El presidente del Gobierno de España aseguró que “los ciudadanos de la isla deben estar tranquilos ya que tenemos todos los instrumentos y los efectivos desplegados”. Además, ha dicho que durante esta semana “las administraciones públicas han hecho un ejercicio de anticipación a lo que pudiera producirse tras la erupción”.

Por su parte, Torres ha explicado que, en este momento, no está previsto realizar más evacuaciones que las que ya se han llevado a cabo, que han afectado a unas 5.000 personas. Asimismo, afirmó que serán entre 17 y 20 millones de metros cúbicos de lava que seguirán erupcionando.

Colaboración y solidaridad

La Unidad Militar de Emergencias, la Cruz Roja y varios cabildos han enviado personal de refuerzo en La Palma para ayudar al despliegue de protección civil y los habitantes de la isla están recibiendo la solidaridad de numerosos representantes políticos.

Desde el rey hasta los portavoces de los principales partidos se han puesto en contacto con el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, para expresarle su solidaridad. Y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que suspende su viaje a Nueva York para trasladarse a Canarias.

Ocho erupciones documentadas en La Palma

La Palma había sufrido hasta la fecha siete erupciones desde que hay registros históricos, desde la Conquista de Canarias del siglo XV, todas en el entorno de la Cumbre Vieja. Las últimas fueron en el siglo XX: el volcán de San Juan (1949), donde duró 47 días, y el volcán de Teneguía (1971), donde se prologó 24 días.

Por el momento, las autoridades no han facilitado una cifra de evacuados, pero los ayuntamientos de la zona apuntan que son varios cientos: los que viven en las zonas más cercanas y, sobre todo, los que tiene casa en el corredor por donde se prevé que va a bajar la lava. De momento, se ha visto que las coladas avanzan despacio, no son muy fluidas, lo que facilita las evacuaciones.

Su aspecto es el del clásico “malpaís”, como se denomina en Canarias a las viejas coladas de lava que miles de turistas pueden ver cada día en los Parques Nacionales del Teide y Timanfaya, en Tenerife y Lanzarote.

Este nuevo volcán ha surgido cuando estaban a punto de cumplirse diez años de la erupción submarina de El Hierro, que formó el volcán Tagoro bajo el Mar de Las Calmas.

Fuente: eldiario.es

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *