Opinión Política

#EleNão. “la resistencia es ahora, confiar en Bolsonaro Nem Fudendo!”

Por 

PhD Student in Medical Pathophysiology

University Of Campinas (Unicamp), Brazil
El candidato de extrema derecha de , Jair , provoca distintos posicionamientos en América Latina.GETTY IMAGES

 

Sólo quien decide escapar a los tentáculos de las redes sociales y filtrar la información que es regurgitada a diario por el portentoso maching learning, puede comprender de manera crítica y serena la posición del ganador del primer turno a la presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro. Los zombies que lo idolatran no han querido abrir los ojos y reconocer la verdadera cara de la moneda. Su raciocinio quizá esté motivado en el respaldo que les dá su candidato al reafirmarles sus prejuicios y esperanzas sobre lo que significa una sociedad “moralmente” correcta. Para ellos, la promesa del Brasil monocromático color de rosa implica una mano extradura que garantice la aniquilación de los irreverentes y una completa intolerancia al que quiera marcar la diferencia. Y claro que este Messias ha logrado persuadir a sus partidarios seguidores a punta de argumentos aleatorios que en nada van a solucionar el declive en el que se encuentra el país. A continuación, algunas razones por las cuales reflexionar antes de confiarle el país a este personaje:

Corrupción.  En 2014, cuando Bolsonaro disputó las elecciones para convertirse en diputado federal del estado de Rio de Janeiro, él y su partido de entonces (Partido Progressista) recibieron una jugosa cuantía, que más que donación de la compañía alimenticia JBS, tenía una inmensa cara de soborno (200.000,00 reales), lo que sin duda le permitió obtener el mayor número de votos. Nada hizo por la tierra carioca que lo eligió, y ante tales acusaciones el ilustre caballero responde: ¿pero qué partido no recibe sobornos?

Diana M. Mejía Granados

Exmilitante sin noción. Durante el paso de Bolsonaro por la academia militar, fue documentado por sus superiores una ambición excesiva por el dinero y una preocupación por su realización financiera. Pero ahí no acaba la cosa. Esta lumbrera de la edad de piedra tiene tendencias fascistas, pro-tortura, es homofóbico, racista, misógino y lo dejo hasta aquí porque la lista es larga y decepcionante. ¿Quién dijo que legalizando el porte de armas y dándole chumbo al mundo era la solución para acabar con la violencia? La industria militar es nociva, viola los derechos humanos y promueve más c.

Simplemente, no sé de economía. Auto definido como “ignorante” en asuntos económicos, Bolsonaro le tiene confiado el país al economista Paulo Guedes, quien entre otras cosas propone meterle la mano radicalmente al sistema de pensiones, privatizar el sector estatal y hacer una reforma tributaria con aumento de impuestos para cerrar la brecha entre ricos y pobres. ¿Perjudicial o resolutiva? Con severas mudanzas, será tan ingenuo como difícil lidiar y poner de acuerdo un congreso con treinta partidos.

Hay según Bolsonaro una necesidad de ampliación del Supremo Tribunal Federal. Reducir el número de ministerios y aumentar el número de supremos para corregir el problema de la Corte y hacer de Brasil un país más gobernable. ¿No podría ser ese es el primer paso a la conformación de una dictadura?

Los hechos hablan por sí mismos. Los brasileros tienen la responsabilidad de cambiar su historia. Como lo ha dicho abiertamente Roger Waters en su gira por Brasil: “la es ahora, confiar en Bolsonaro !”

También te puede interesar: Las 7 Cuestiones Incómodas Que Debes Saber De Álvaro Uribe Vélez

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *