¿El taxista en Cartagena, Arnold de Jesús Ricardo Iregui, murió por coronavirus?

La muerte de Arnold de Jesús Ricardo Iregui, un taxista de 57 años en Cartagena, que según las autoridades dio negativo para el virus, no obstante  el posterior diagnostico positivo de Coronavirus de su cuidadora, la hermana pone en alerta a la sociedad

Arnold de Jesús Ricardo Iregui esra taxista de profesión y tenía 57 años. Foto: Archivo particular



 El Shabbat 



 

Hoy Colombia amaneció preguntándose si el Gobierno Nacional está ocultando información o retardándola como una medida para no generar zozobra y pánico en la población. Uno de los líderes de la oposición, Gustavo Petro, es categórico en afirmar que esto es precisamente lo que están haciendo: «Han ocultado la primera muerte por Coronavirus, ¿será la primera?, los datos del gobierno no son reales porque solo miden a quienes ya se acercan con síntomas y solo hace las pruebas un centro del gobierno en Bogotá con 30 horas de retardo»

La muerte de Arnold de Jesús Ricardo Iregui, un taxista de 57 años en Cartagena, que según las autoridades dio negativo para el virus, no obstante  el posterior diagnostico positivo de Coronavirus de su cuidadora, la hermana pone en alerta a la sociedad que ya de por sí no cree en el Gobierno Nacional. Hay muchas preguntas al respecto.

En la mañana de este miércoles, el Ministerio de Salud, confirmó que su hermana, Liliana Ricardo, quien además fue su cuidadora, dio positivo por coronavirus.

 

Arnold de Jesús es de Cartagena y trabaja como taxista en la ciudad heroica donde transportó el pasado 4 de marzo a unos turistas italianos, presentando dos días después sintomas del  covid-19, tos con expectoración, fiebre y dificultad respiratoria.

EL TIEMPO hoy publicó un articulo donde reconstruyó los últimos días de vida, esta es la historia de la persona que deja tres hijos, dos varones y una joven.

Arnold de Jesús Ricardo Iregui fue sepultado en la noche del pasado lunes por un puñado de amigos y por su hermana, Liliana Ricardo, pues ni sus hijos ni su madre pudieron llegar hasta Cartagena para el último adiós, porque el maldito virus que acosa al planeta, también cerró las fronteras dentro del país.

Su hermana asegura que Ricardo Iregui había recogido a dos turistas italianos en la zona turística de la ciudad, antes de presentar un diagnóstico de neumonía causada por el virus, que desencadenó en la muerte de un fiel hincha del Junior de Barraquilla, su tierra natal.

El primer reporte sobre el deceso del hombre, quien cumpliría 58 años este viernes, lo dio la Clínica Cartagena del Mar S.A.S., donde vivió sus últimas horas en cuarentena.

“…el día 13 de marzo de 2020 recibió paciente masculino de 58 años de edad, quien ingresó remitido de su EPS por cuadro respiratorio de neumonía adquirida en la comunidad y fallece el día de hoy (marzo 16 de 2020). Una vez identificado el nexo epidemiológico, se le dio manejo como sospecha de covid-19, activándose el protocolo establecido, en compañía de los entes de control…”, había señalado en comunicado de prensa la clínica Cartagena del Mar S.A.S., que suministró las últimas atenciones en salud al paciente, quien vivió un verdadero calvario, y un paseo de la muerte, en las horas previas a su deceso, según relató su hermana.

Se trata de Liliana Ricardo, quien le reconstruyó a este diario el paseo de la muerte por clínicas y hospitales de Cartagena que vivió su hermano antes de recibir atención médica.

Arnold de Jesús Ricardo Iregui
La prueba por el coronavirus que se le realizó Arnold de Jesús Ricardo Iregui salió negativa. Foto:  Archivo particular

“Sólo vivíamos los dos, y él me contó que recogió a dos turistas italianos, según él por el idioma, y los llevó hasta un hostal, pero en el recorrido estornudaron varias veces”, señala Liliana Ricardo, quien está en cuarentena en su casa, porque es portadora del covid-19.

Según ella, el contacto de su hermano con los extranjeros ocurrió el miércoles 4 de marzo dentro del taxi.

El sábado 7 de marzo él estaba muy enfermo y fuimos a su EPS Salud Total, y el médico le dio tratamiento con Azitromicina, pero no le comentamos del encuentro con los extranjeros en el taxi

“El sábado 7 de marzo él estaba muy enfermo y fuimos a su EPS Salud Total, y el médico le dio tratamiento con Azitromicina, pero no le comentamos del encuentro con los extranjeros en el taxi”, relata Liliana.

Según ella, el médico que lo vio en su EPS ordenó un día de incapacidad, que el paciente cumplió a cabalidad el domingo siguiente.

El lunes 9 de marzo trabajó desde primeras horas de día con sus recorridos cotidianos en taxi por Cartagena.

Pero en la noche regreso a su casa en el barrio los Alpes enfermó.

Arnold había enviudado y sus hijos, ya adultos, vivían en Bogotá, los dos varones, y su hija de 25 años, en Santa Marta.

“El martes amaneció con fiebre. Se tomó un acetaminofén y se fue a trabajar pero por la noche regresó con la fiebre más alta y decaimiento”, añade Liliana.

“El miércoles 11 de marzo en la madrugada nos fuimos de urgencia para su EPS y le ordenaron una radiografía de tórax, y el médico que lo vio dijo: ‘Esto no me gusta, pero a ese coronavirus no hay que tenerle miedo’, pero no lo internó sino que le dio incapacidad por tres días”, subraya Liliana.

No obstante, el taxista, que despertó la solidaridad de la ciudad en redes sociales con su caso, el jueves por la noche persistía en su mal estado de salud y su hermana nuevamente lo llevó a la EPS, ubicada en el barrio Santa Lucía.

Para sorpresa de ella, esa noche le hicieron una nueva placa y la EPS ordenó que fuera internado en una clínica.

“El viernes 13 de marzo llegamos de madrugada a la Clínica del Mar y a él lo internan a las 10 de la mañana. Yo salí a comer algo y cuando regresó al medio día ya no me permitieron ingresar, lo aislaron y me avisaron que entraba a cuarentena como sospechoso portador del coronavirus”, relata la Liliana Ricardo, que asegura que la clínica de inmediato debió alertar al Departamento Administrativo Distrital de Salud, Dadis.

“De inmediato a mí también me pusieron en cuarentena porque obviamente había estado en contacto de mi hermano todo el tiempo, y no aislaron en la misma habitación a los dos”, cuenta Liliana, quien con lágrimas recuerda que las horas que siguieron fueron una muestra de la crisis en el sistema de salud colombiano.

“Ni los hospitales ni el país estamos preparados para esto que estamos viviendo”, urge la mujer.

Un antibiótico que el paciente requería a las 12 del día, de ese sábado, según su hermana, sólo fue puesto a las 8 de la noche, por falta de personal.

A Liliana, quien para el momento ya era sospechosa de portar el virus, se le permitió salir a la calle varias veces y solo fue puesta en urgencias el domingo al mediodía.

El domingo (15 de marzo) su estado de salud empeoró y sólo tuvo el antibiótico a las 6 de la tarde. La última vez que hablamos fue el lunes en la madrugada cuando me dijo que se sentía muy mal

“El domingo (15 de marzo) su estado de salud empeoró y sólo tuvo el antibiótico a las 6 de la tarde. La última vez que hablamos fue el lunes en la madrugada cuando me dijo que se sentía muy mal”, recuerda.

Según la Clínica del Mar, la muerte de Arnold de Jesús Ricardo Iregui se produjo el lunes 16 de marzo a las 6 de la mañana. Pero a su hermana se lo comunicaron al mediodía.

Es una muerte inexplicable, no sé en qué momento nos pasó esta tragedia. Él estaba bien de salud… se lo llevó el coronavirus y el mal servicio de salud de este país”, señala la hermana de Arnold, quien dice estar segura que falleció fue por covid-19.

 

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *