El Papa Francisco rechaza la renuncia del cardenal alemán Reinhard Marx

El cardenal Reinhard Marx (derecha) saluda al Papa Francisco en una audiencia privada en el Vaticano en febrero de 2020.HANDOUT / AFP

La investigación sobre el escándalo de los abusos sexuales en la Iglesia católica alemana ha provocado una nueva dimisión. El arzobispo de Múnich, el cardenal Reinhard Marx, ha ofrecido al Papa su renuncia en una carta, dada a conocer este viernes, en la que admite su “corresponsabilidad” en la “catástrofe de los abusos sexuales” cometidos por miembros del clero alemán en las últimas décadas. Aunque El Papa Francisco no la ha aceptado.

El cardenal Marx, expresidente de la Conferencia episcopal alemana y estrecho colaborador de Francisco al pertenecer a la comisión cardenalicia que le asesora, provocó el pasado viernes un auténtico terremoto en la Iglesia católica al presentar su renuncia.

Esta decisión se produjo como “señal de la asunción de responsabilidades” tras el demoledor informe sobre los abusos a menores y encubrimientos en el periodo entre 1975 y 2018 por parte de curas de la archidiócesis de Colonia.

“Querido hermano, ante todo gracias por tu coraje. Es un coraje cristiano que no teme la cruz, no teme anonadarse delante de la tremenda realidad del pecado”. Así comienza la carta del papa en la que expresa a Marx su decisión.

El papa Francisco ha rechazado la dimisión del arzobispo de Múnich, el cardenal Reinhard Marx, quien se había ofrecido a asumir su “corresponsabilidad” en la gestión de varios cientos de casos de abusos sexuales cometidos a menores.

“Esta es mi respuesta, querido hermano. Continúa como lo propones pero como Arzobispo de Múnich y Freising”, escribió Francisco en una carta a Marx publicada este jueves por el Vaticano.

La investigación en la archidiócesis de Colonia

La investigación en la archidiócesis de Colonia confirmó la existencia de al menos 314 víctimas e identificó a 202 presuntos autores entre 1975 y 2018. Woelki, que reconoció que los casos fueron encubiertos dentro de la organización, fue exonerado. La archidiócesis encargó a un despacho de abogados de Colonia que analizara toda la documentación disponible y entrevistara a víctimas y presuntos culpables. Tras la publicación del informe el cardenal reconoció un “sistema de silencio, secreto y descontrol”.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *