El Niño sicario en Medellín, una expresión social de degradación

Hace unos días un joven de 14 años fue captado en cámara disparando a dos personas en Medellín. Una ciudad famosa por su cultura mafiosa y sicarial.

niño de catorce años captado en cámara

Hace unos días un joven de 14 años fue captado en cámara disparando a dos personas en Medellín. Una ciudad famosa por su cultura mafiosa y sicarial.

niño de catorce años captado en cámara

El joven fue capturado y pretendió engañar a las autoridades presentando una documentación falsa, la de su hermano de 13 años. Pero en realidad tenía 14 y así la ley colombiana puede judializarlo. Esto sucedió en el barrio Santa Lucía de Medellín. Sacó un revolver 38 y sin temblarle la mano según vemos en el video, dispara contra tres personas, hiriéndolos de muerte a: Dario Atehortua Guzmán, comerciante; Mateo Cuesta, empleado y a un peatón que caminaba por el sector.

Catalina Piedrahita, juez coordinadora del Centro de servicios judiciales de los juzgados penales para adolescentes, indicó que “ya se adelantaron las audiencias de la legalización de la aprehensión, formulación de la imputación y la imposición de la medida de detención preventiva”.

El joven identificado como M, empieza un proceso judicial que será largo y olvidado por los colombianos. Sin embargo el debate público debe estar presente por activistas, periodistas, jueces y políticos que tengan un interés por estos asuntos que se vuelven algo “normal” en nuestra sociedad.  En Medellín se habla de escuelas sicariales y la instrumentalización de niños y jóvenes para asuntos criminales que van desde tráfico de drogas, extorsión y asesinatos. Los grupos armados saben de la utilidad que tiene al usar niños y jóvenes para crímenes.

 

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *