El Insomnio y la Higiene del sueño

A la hora de ir a dormir, “salen las emociones que no somos conscientes que vivimos con esa intensidad” (PxHere)


Por MiIton MuriIIo @miltonmuriIIo


El Insomnio y la Higiene del sueño. Leo muchos trinos que hacen alusión al insomnio, apenas lógico teniendo en cuenta el momento por el que pasamos y el hastío que tenemos. Vamos con actualización del hilo sobre higiene del sueño: Lo primero, por favor, es que casi todos vamos a experimentar dificultades para dormir, es decir, no estamos enfermos, es una reacción de ajuste. El sueño es una función muy frágil del sistema nervioso que suele verse afectada en casos de ansiedad, miedo y tristeza.

Entonces, la idea no es exigirnos dormir como si nada estuviera pasando (porque están pasando muchas cosas), es tratar de cuidar el sueño mientras todo va mejorando. Voy entonces a contarles las medidas de higiene del sueño que deberíamos todos poder cumplir. Muy difíciles algunas, en especial las dos primeras, pero si las logramos, estaremos mejor.

1. Horario estricto: tratemos de acostarnos y levantarnos a la misma hora los 7 días de la semana. Sé que es complejo mientras nos acostumbramos pero eso ayuda a “re calibrar” los circuitos del sueño. Nota: la alarma no debe ser una sirena apocalíptica. Algo amable, por favor.

2. Uso de la cama: para evitar enviar mensajes equivocados al sistema nervioso, la cama debe ser solo para dormir o tener relaciones sexuales. Ver televisión, leer, mirar el smartphone, etcétera, en otros lugares. Nota: no saquen el televisor del cuarto, entren una silla.

3. Habitación: debe ser lo más oscura y lo más silenciosa posible (ruidos de afuera, difícil controlarlos). Nada de relojes ruidosos, zumbidos y bombillos pequeños (módem,TV, reguladores de voltaje).

4. Comida: No ingerir comidas abundantes (el calentado del almuerzo) por lo menos dos horas antes de acostarse.

5. Estimulantes: no ingerir después de las 5 de la tarde café (cualquier preparado), té (cualquier preparado) ni chocolate (cualquier preparado). Sí, los otros dos también son estimulantes como la cafeína, lo siento. Bebidas energizantes tampoco, ni bebidas demasiado azucaradas.

6. Actividad física: no realizar actividad física intensa dos horas antes de acostarse a dormir. No nos pasa a todos, pero las endorfinas del ejercicio activan el sistema nervioso central…y bajan la testosterona temporalmente.

7. Disciplina: a la cama es a dormir. No “dormir televisión” o leer mientras me duermo. Apago luces, me cubro con las cobijas y me quedo ahí. Al principio será difícil, pero hay que mantenerse.

8. Dejemos de lado la recomendación de no llevarse a la cama los problemas en la mente, en este momento es imposible.

Si las dificultades persisten y pasan más de dos semanas (a mí me parece mucho), consulten un especialista para evaluar necesidad iniciar medicamento. Espero que esta información les sirva. Saludos.

El Pueblo Puro: Sentinel del Norte la tribu mas aislada del planeta


#SomosPeriferiaUrbana


[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]


[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *