Opinión

El Inconformismo del verdadero campesino


Por Yeison Andrés Álvarez Rivera


San José de Pare, Boyacá.


Tras la actual situación epidemiológica que se vive en el mundo los campesinos han sido considerados como unos héroes, indispensables para afrontar esta pandemia. Pero, ¿Cuál es la verdadera situación que se está presentando en el campo colombiano? ¿Cuál es el inconformismo que tienen estas personas que trabajan todos los días de sol a sol para poder producir los alimentos que a diario están en la mesa de los colombianos?

Inicialmente hay que resaltar que el campo es uno de los ejes fundamentales para el en el mundo, pero en el caso de Colombia los campesinos han sido dejados a un lado, ocasionándoles pérdidas económicas y especialmente de sus productos. Durante la pandemia, esto ha ido empeorando, el gobierno habló de ayudas para los campesinos, pero como siempre estas ayudas llegaron a los mismos de siempre, aquellos grandes terratenientes y empresarios que manejan el país.

Algunos campesinos del departamento de Boyacá mencionan lo siguiente: “Otra vez está sucediendo lo mismo de siempre, el gobierno dice que va a otorgar créditos con facilidades, pero nada de esto sucede, toca realizar un proceso muy amplio, nos piden papeles y más papeles, la mayoría de los cuales no tenemos la capacidad de conseguir”.

El anterior testimonio expresa el inconformismo de muchas personas en el campo colombiano, ya que el Estado desde hace años los tiene bastante olvidados. Las ayudas para los pequeños campesinos son prácticamente nulas, porque les piden una gran cantidad de requisitos y muchos de ellos viven del día a día, y por ende no cuentan con un respaldo económico, además algunos no tienen ni una casa o predio propio, que les permita respaldar un crédito en una entidad bancaria.

Hay que resaltar que la otra gran afectación hacia los campesinos ha sido la comercialización de sus productos, lo que ha ocasionado que  muchos de ellos  tengan que arrojar la producción de varios meses, porque no hay quien compre, o si hay quienes deseen comprar, quieren prácticamente que les regalen los productos, para ellos después revenderlos.

Ampliando un poco más sobre la forma en que los campesinos venden  sus productos, tenemos que existe una cadena conformada por el productor, intermediarios y consumidores. Lo que genera que el pago a los productos del campo sea muy bajo, ya que el intermediario compra el producto para revenderlo y en muchas ocasiones el producto pasa por más de un intermediario.

Lo peor del caso es que a la persona que dedicó varios meses de trabajo para logra obtener su producción, se le están generando prácticamente perdidas, o las mínimas ganancias para volver a cultivar sus terrenos. Sin embargo  los intermediarios logran obtener bastantes ganancias en pocos días “a costillas de los campesinos” como ellos mismos dicen.

En los últimos meses se han generado propuestas de crear mercados campesinos, pero no han analizado muy bien que muchos de ellos no cuentan con los medios para lograr comercializar sus productos directamente al consumidor. Hay que mencionar que al romper esta cadena entre el productor y el consumidor, se podría acabar la problemática que actualmente afrontan los campesinos colombianos, ya que al lograr vender directamente al consumidor esto generaría que el campesino obtenga mayores ganancias y además el consumidor podría estar comprando a menor precio, probablemente esto generaría un alivio en el bolsillo de los colombianos de menores ingresos.

Cabe aclarar que ésta no sería la única solución a la problemática del , ya que desde hace años el país ha necesitado una reforma agraria, que tal vez la han propuesto pero no ha dado unos resultados significativos. Es una necesidad que se implementen subsidios al agro colombiano, sin embargo, los campesinos tienen que pagar el IVA en los insumos agrícolas, lo que ocasiona que los costos de producción sean cada vez más altos. 

Pero actualmente el gobierno en vez de apoyar al campo, habla de una Ley de financiamiento que, al parecer, pretende extender el IVA a toda la canasta familiar, lo que le ocasionaría a las familias de más escasos recursos una afectación terrible, y los campesinos otra vez resultarían afectados. Por otro lado en Colombia hay bastantes empresas que se dedican a importar productos, lo que ocasiona que no haya un apoyo a la producción local. La principal causa de aquellas importaciones es que en determinados países se pueden comprar estos productos a un menor precio, ya que las políticas agrarias de esos países les subsidian los cultivos a los campesinos, ocasionando que los productos tengan un precio muy bajo en el mercado y les dejan  buenas ganancias a los agricultores.

Para ilustrar mejor, tomemos como ejemplo el trigo, que es uno de los productos que se utiliza a diario en la mesa de los colombianos y, según el servicio agrícola exterior del departamento de agricultura de Estados Unidos en el periodo 2016-2017 en Colombia se importaron más de 2 millones de toneladas de trigo, y en los últimos dos años ha ido en aumento dichas importaciones, lo que ha generado que los cultivos de trigo en Colombia, cada vez sean más escasos.

Según la docente Diana Yanneth Ayala Soto, de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, “los cultivos de trigo en gran proporción en el departamento de Boyacá se han ido acabando en comparación con los años anteriores, pues actualmente a las grandes empresas les sale más económico traer el trigo de países como Canadá, donde el gobierno le subsidia los cultivos a los campesinos”.

Como se ha dicho, es necesario que el gobierno genere políticas que le permitan a los campesinos tener mejores opciones de producción y además de comercialización, que no sea solo hablar en un discurso y prometer lo que nunca se cumple. Los campesinos también quieren un cambio social en un país que se ha destacado por la corrupción y un gobierno que lleva en el poder desde hace años trabajando solo en lo que a ellos les conviene, sin importarle el bienestar de quienes verdaderamente son personas de bien y quieren un país mejor.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

One thought on “El Inconformismo del verdadero campesino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *