Opinión

El ESMAD Los Mató #ADuvánLoMataron


elshabbat.com


Por Kanabico Objetor @elANTIMILI Defensor de Derechos Humanos, Consejero de Paz de Medellín


“Me han obligado a disparar, me han enseñado como asesinar, me han obligado a mutilar, en un infierno tarrenal…” Niño Soldado, Ska-P

Hace menos de un año, durante las multitudinarias movilizaciones del 25 de noviembre de 2019,un agente del ESMAD en Bogotá impactó con una RECALZADA la cabeza del joven estudiante ,  y causó su posterior muerte. Hoy otra vez los agentes del ESMAD y la Policía Nacional son responsables de un ASESINATO, esta vez de un adolescente de 15 años, próximo a cumplir sus 16 años, el hijo menor de una familia de 9 hermanos, quien fue impactado con una bala por la espalda, que salió por su garganta y acabó con su existencia, según aseguró la madre de Duván ante las cámaras de Noticias Uno.

El Alcalde del Municipio de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga, y la Policía Nacional, en una terquedad casi criminal, negaron insistentemente que el joven hubiera muerto el pasado jueves en tan reprochables hechos. Una vez todo salió a la luz pública, intentaron justificar de la manera más canalla su ASESINATO, aduciendo que Duván participaba de los enfrentamientos generados por un operativo de DESALOJO. Es preciso decir que este procedimiento es completamente ilegal, pues hay una orden presidencial de SUSPENDER cualquier desalojo durante la pandemia, mandato que ha sido ignorado por la alcaldesa Claudia López, el Alcalde de Cali Jorge Iván Ospina y ahora por el Alcalde de Soacha. Sin embargo, según afirma Deysi Álvarez, la madre del menor asesinado, él se vio forzado a salir de su casa, ubicada en otro sector que ya está legalizado y que es aledaño al que sería desalojado, a causa de los gases lacrimógenos lanzados por el ESMAD.

Cabe preguntar al Procurador General Fernando Carrillo ¿Quien está autorizando y acompañando dichos desalojos? ¿Que pasó con la orden dada por el Presidente Iván Duque de suspender todos los desalojos? ¿Quién hace veeduría de las actuaciones del ESMAD en cualquiera de sus intervenciones sea en desalojos o manifestaciones? Son preguntas que se siguen haciendo en los post de Twitter y en comentarios a media voz por miedo a cualquier retaliación.

 

No murió, el ESMAD lo mató

Los medios de comunicación siempre han sido fundamentales en situaciones tan escabrosas como éstas, pues son ellos los llamados a blanquear el sepulcro que es la imagen de las Fuerzas Armadas Militares y Policiales del Estado. Son ellos quienes han logrado instalar una narrativa que exime de toda culpa a los autores materiales e intelectuales de los hechos fatales que son consecuencia de las determinaciones de mando que en este caso se imparten al ESMAD. Y claro que deben hacerlo pues son parte del establecimiento.

En el caso de Duván, los titulares se debaten entre los vocablos “falleció” y “murió” porque pensar y manifestar que a este joven LO MATARON es desobedecer una orden de mando que históricamente se ha transmitido desde la Casa de Nariño a estos medios y es la de nunca señalar responsables y criminalizar a la víctima. No es la primer víctima y seguro no será la última en estos contextos mientras el ESMAD aún exista: desde su creación, en 1999, el Escuadrón Móvil Antidisturbios carga un lastre lamentable de 44 víctimas, 35 de ellas jóvenes que fueron asesinados a manos de este escuadrón de la muerte. Sus familiares y allegados claman por verdad, justicia, reparación y NO repetición de los hechos victimizantes, mientras que durante años el ESMAD ha sido usado como la punta de lanza del establecimiento contra la protesta y la organización social, y que al igual que el Ejército Nacional está al servicio de las élites que a este país mal-gobiernan.

Los nombres más representativos y simbólicos de este mar de tragedias son el de Nicolás Neira, también de 15 años, ASESINADO con una RECALZADA disparada por el ESMAD en una movilización en Bogotá el 1 de mayo de 2005 y el de Dilan Cruz, de 19 años, ASESINADO por una RECALZADA disparada por otro mayor del ESMAD. Hoy, con gran dolor y tristeza, se suma el de Duvan, quien siendo aún casi un niño fue asesinado con un proyectil de bala disparado por agentes de ESMAD y Policía en medio de los desalojos ordenados por la Alcaldía de Soacha.

Cómo en los otros casos, aún quedan cosas por explicar. Este camino que acaba de emprender la familia de Duván Mateo Aldana es largo y necesitarán de toda ayuda posible en materia de DDHH, es responsabilidad nuestra como sociedad no dejar de preguntar: ¿Quién dio la orden? Y es necesario que tanto la Procuraduría como la Defensoría del Pueblo tomen cartas en este caso para evitar cualquier atisbo de impunidad.

No puedo terminar sin antes preguntarle a usted, que lee este sencillo escrito, ¿Dónde estaba usted cuando el ESMAD LOS MATÓ?

[Si deseas hacer una aporte para que el periodismo emergente siga creciendo y contribuyendo a la sociedad puedes hacerlo a través de ⇒ Vaki]

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *