Dossier Ejército

El Ejército ¿violador? queda al descubierto y ¿por qué hasta ahora?

La violación de la niña de 13 años de la comunidad indígena destapó una olla podrida con una serie de violaciones por parte del Ejército colombiano, esta institución que va de escándalo en escándalo. Chuzadas, bombardeos en los que mueren menores de edad, corrupción por venta de salvo conductos y espionaje, tráfico de estupefacientes y sospechas de asesinatos a líderes sociales y campesinos cocaleros. Los ojos del país están puestos en esta institución y por todo esto tuvo que renunciar el ministro de defensa Guillermo Botero, borrachito de la ropa extendida.

Pero como si la cosa no pudiera parar, ahora resulta que son violadores sistemáticos de niñas de comunidades indígenas. Estos actos, si son perpetrados de forma sistémica, pueden considerarse como crímenes de lesa humanidad. Y todo esto ha sucedido bajo la mirada apática de las otras instituciones y entes de control. Las denuncias estaban hechas, pero todo debía guardarse bajo absoluto secreto para que el país no supiera nada de lo que estaba ocurriendo en sus territorios. Estamos hablando de niñas violadas por miembros del Ejército, niñas miembros de comunidades indígenas vulnerables. Pero nadie habló, nadie se pronunció en los grandes medios, hecho que resulta bastante sospechoso. La fiscalía sabía, la defensoría sabía y, sin embargo, no lo hicieron público.

Luego del escándalo desatado la semana pasada por la violación de una niña indígena de 12 años por parte de soldados del Ejército colombiano, el general Eduardo Zapateiro confirmó en una rueda de prensa el pasado miércoles que desde 2016 hay 118 efectivos investigados por casos de abusos sexuales a menores de edad. “Dolorosamente, quiero comunicarles a todos los colombianos que desde el año 2016 hemos identificado 118 integrantes de la fuerza relacionados con casos de presuntos actos sexuales, abusivos y violentos contra menores de edad”, dijo Zapateiro. Y añadió que la Fiscalía trabaja en todos los casos.

Hay muchas preguntas sin respuesta. Mucha infamia oculta. Hoy el pueblo colombiano debe exigir total transparencia y una reforma de esa institución.

[Si deseas hacer una aporte para que el periodismo emergente siga creciendo y contribuyendo a la sociedad puedes hacerlo a través de ⇒ Vaki]

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *