El Amazonas en el olvido Estatal: la diferencia entre la periferia y el centro

Hoy el amazonas está en total abandono, no hay UCIs, los médicos expuestos a la Covid-19, sin los mínimos elementos de bioseguridad para su protección y la adecuada atención de sus pacientes. Las muertes van en 26 y los contagios superan los 700.


Tendencias


 El Shabbat 



Hoy el amazonas está en total abandono, no hay UCIs, los médicos expuestos a la Covid-19, sin los mínimos elementos de bioseguridad para su protección y la adecuada atención de sus pacientes. Las muertes van en 26 y los contagios superan los 700.

Este departamento es escenario de una gravísima crisis sanitaria, a raíz de más de 700 casos de covid-19 que colapsaron la capacidad de respuesta del hospital San Rafael y de la Clínica Leticia, los dos centros asistenciales de la capital departamental. Abundan los crudos relatos que dan cuenta de la total postración del sistema de salud local, que no puede dar respuesta a los múltiples llamados de personas con síntomas de covid-19.

Los vídeos, las imágenes que recorren la web son el vivo retrato de lo que es Colombia, un país donde sus gobernantes les importa poco lo que pase en la periferia, y en vez de enviar ayuda médica, militarizan la región, mostrando militares ataviados con los mejores protocolos de bioseguridad mientras los médicos usan bolsas de basura para protegerse.

Frente a esta tragedia en curso, el Gobierno colombiano, además de la mencionada intervención del hospital San Rafael, envió el martes un avión de la FAC con profesionales de la salud y equipos médicos, esfuerzo loable, por responder de alguna manera a la emergencia, pero que se queda corto ante una situación que es estructural y fruto de décadas de descuido. Hoy, la dura verdad es que esta región –que es vital en términos ambientales, de la sabiduría ancestral que vive en sus comunidades étnicas y de servicios ecosistémicos no solo para el país, sino para la humanidad entera– afronta, en estado de suma vulnerabilidad, la amenaza de la pandemia. Preocupa lo que pueda ocurrir con las 26 etnias indígenas y con el conocimiento que guardan sus mayores, habida cuenta de que son ellos los que mayor riesgo vital corren.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *