The New York Times

El 18 de septiembre de 1851 fue fundado The New York Times, el diario más importante del planeta



El Shabbat |



En nuestra historia, el concepto de medio de comunicación es relativamente nuevo, no tendrá más de 200 años y por tanto, empresas que institucionalizan el periodismo habrán tenido cuando mucho esa cantidad de tiempo para desarrollarse y a su vez impulsar el mercado. Una de esas empresas significativas es The New York Times.

Se trata de un periódico estadounidense con sede en la ciudad de Nueva York y con influencia y lectores a nivel mundial. Es propiedad de The New York Times Company, que cotiza en bolsa, y en la actualidad está controlado por la familia Ochs-Sulzberger a través de una estructura de acciones de clase dual. Ha sido propiedad de la familia desde 1896; A.G. Sulzberger, el editor del periódico y su padre, Arthur Ochs Sulzberger Jr., presidente de la compañía, es la cuarta y quinta generación de la familia que dirige el periódico.

Apodado “The Gray Lady” (La dama de gris), The New York Times ha sido durante mucho tiempo considerado dentro de la industria como un “periódico nacional de registro”. Desde mediados de la década de 1970, ha expandido en gran medida su diseño y organización, agregando secciones especiales semanales sobre diversos temas que complementan las noticias, editoriales, deportes y características regulares y productos especiales el día domingo, como Sunday Review, The New York Times Book Review, The New York Times Magazine y T: The New York Times Style Magazine (T se publica 13 veces al año).

La relevancia de este periódico en el mundo hace que se sea interesante conocer un poco más de su historia:

Orígenes de The New York Times

The New York Times se fundó como New-York Daily Times el 18 de septiembre de 1851. Creado por el periodista y político Henry Jarvis Raymond (1820-1869) y el ex-banquero George Jones, fue publicado por Raymond, Jones & Company (que recaudó aproximadamente 70.000 dólares inicialmente). Los primeros inversores en la compañía fueron Edwin B. MorganChristopher Morgan, y Edward B. Wesley. La edición inaugural, vendida por un centavo (equivalente a 29 centavos de hoy), intentó abordar varias especulaciones sobre su propósito y las posiciones que precedieron a su lanzamiento:

Foto: Primera página de la primera edición de The New York Times, lanzado en septiembre de 1851 | vía Wikipedia.

Seremos conservadores, en todos los casos en que pensamos que el conservadurismo es esencial para el bien público; y seremos radicales en todo lo que nos parezca requerir un tratamiento radical y una reforma radical. No creemos que todo en la sociedad sea exactamente correcto o incorrecto; lo que es bueno deseamos preservarlo y mejorarlo; lo que es malo, exterminarlo o reformarlo”, rezó su editorial introductorio.

  • DATO: El periódico cambió su nombre a “The New-York Times” el 14 de septiembre de 1857 y quitó el guion en el nombre de la ciudad el 1 de diciembre de 1896. Desde entonces, el nombre ha permanecido exactamente igual.

El 21 de abril de 1861, se apartó de su horario de publicación original de lunes a sábado y se unió a otros diarios importantes para agregar una edición dominical y ofrecer cobertura diaria de la Guerra Civil. Un dato interesante sobre esto es que su oficina principal fue atacada durante el New York Draft Riots provocado por el comienzo de la conscripción militar para el Northern Union Army instituida en medio de la Guerra Civil, el 13 de julio de 1863.

Foto: Antigua sede de The New York Times en la 229 West 43rd Street | vía Wikipedia.

En “Newspaper Row”, a través de del Ayuntamiento, Henry Raymond, dueño y editor de The New York Times, evitó a los alborotadores utilizando “Gatling” (ametralladoras de disparo rápido), una de las cuales manejó él mismo. La muchedumbre se desvió, y en cambio atacó la sede del New York Tribune, del editor abolicionista Horace Greeley hasta, que la policía de Brooklyn City lo obligó a huir.

En 1869, Raymond murió, y George Jones asumió como editor. Éste fue el responsable de aumentar la influencia del periódico durante la década de 1870, publicando una serie de exposiciones sobre William Magear “Jefe” Tweed, líder del Partido Demócrata de la ciudad. Tweed le ofreció a The New York Times cinco millones de dólares (equivalentes a más de 100 millones de dólares hoy) para que no publicaran esas historias.

En la década siguiente (1880), The New York Times pasó gradualmente de apoyar editorialmente a los candidatos del Partido Republicano a ser más políticamente independiente y analítico. En 1884, por ejemplo, apoyó al demócrata Grover Cleveland (ex-alcalde de Buffalo y gobernador del estado de Nueva York) en su primera campaña presidencial. Si bien esta medida le costó al New York Times una porción de sus lectores entre los más progresistas y republicanos (los ingresos bajaron de 188.000 a 56.000 dólares entre 1883 y 1884), finalmente se recuperó en pocos años.

Era de Ochs

Después de la muerte de George Jones en 1891, Charles Ransom Miller recaudó 1 millón de dólares para comprar el periódico junto con otros editores. Este paró de circular temporalmente debido al Pánico de 1893 (una crisis económica que asoló a raíz de la explosión de una burbuja en el sector industrial), y para 1896 tenía una circulación de menos de 9.000 ejemplares, perdiendo 1.000 dólares por día. Adolph Ochs, editor de Chattanooga Times, tomó entonces las riendas del Times y logró que se recuperara, llegando a un tiraje diario de 75.000 ejemplares.

Foto: Primera página de The New York Times del 29 de julio de 1914. Encabezado, “AUSTRIA DECLARA FORMALMENTE LA GUERRA EN SERBIA”, anunciando así el comienzo de la Primera Guerra Mundial.

Poco después de asumir el control del periódico, Ochs acuñó el eslogan: “All The News That’s Fit To Print” (“Todas las noticias que vale la pena imprimir”). El eslogan apareció desde septiembre de 1896, y se imprimió en una caja en la esquina superior izquierda de la primera página, desde principios de 1897. Esto resultó en un golpe para documentos competitivos como el New York World, de Joseph Pulitzer, y el New York Journal, de William Randolph Hearst, que eran conocidos por reportajes morbosos, sensacionalistas y a menudo inexactos de hechos y opiniones, lo que se conoció a fines de siglo como “periodismo amarillo” o “amarillismo”.

Bajo la dirección de Ochs, continuando y ampliando la tradición de Henry Raymond (que data de la era de James Gordon Bennett, del New York Herald, anterior a la llegada de Pulitzer y Hearst a Nueva York), The New York Times logró un alcance internacional, circulación y una buena reputación (la circulación del domingo pasó de 9.000 ejemplares en 1896 a 780.000 en 1934).

Foto: Sala de prensa del periódico The New York Times en los años 40 | vía Wikipedia.

  • DATO: Un dato curioso es que, junto con The Times, The New York Times recibió la primera transmisión de telégrafo inalámbrico en el lugar de una batalla naval, un informe de la destrucción de la Flota Báltica de la Armada Imperial de Rusia en la Batalla de Port Arthur, en el Océano Pacífico occidental, después de haber navegado por Europa desde el barco de prensa Haimun, en el contexto de la guerra ruso-japonesa.

En 1910, comenzó la primera entrega aérea del The New York Times a Filadelfia. Luego, la primera entrega transatlántica del New York Times por vía aérea a Londres tuvo lugar en 1919 por dirigible y en 1920, una “4 a.m. Airplane Edition” fue enviada por avión a Chicago para que pudiera estar en manos de los delegados de la convención republicana por la noche.

New York Times vs. Sullivan

La participación del periódico en un caso de difamación de 1964 contribuyó a que una de las principales decisiones de la Corte Suprema de los Estados Unidos apoyara a la libertad de prensa; el caso era New York Times Co. vs. Sullivan. En él, la Corte Suprema de los Estados Unidos estableció el estándar de “malicia real” para que los informes de prensa sobre funcionarios públicos o figuras públicas fueran no fueran considerados difamatorios per se.

El estándar de malicia requiere que el demandante en un caso de difamación o calumnia demuestre que el editor sabía que el enunciado era falso o que actuó con desprecio imprudente de su verdad o falsedad. Debido a la gran carga de la prueba sobre el demandante, y la dificultad para demostrar una intención maliciosa, tales casos por parte de figuras públicas rara vez tienen éxito.

Foto: Anuncio de una página en un periódico publicado en el New York Times el 29 de marzo de 1960. Fue pagado por el Comité para defender a Martin Luther King y la lucha por la libertad en el sur. El anuncio también se usó como una exhibición de los casos judiciales Abernathy v. Patterson (1961) involucrando a Martin Luther King Jr. y New York Times Co. vs. Sullivan (1964) | vía Wikipedia.

Los documentos del Pentágono

En 1971, una historia secreta del Departamento de Defensa de Estados Unidos sobre la participación política y militar de los Estados Unidos en la guerra de Vietnam de 1945 a 1967, fue entregada a Neil Sheehan del New York Times por el ex funcionario del Departamento de EstadoDaniel Ellsberg, con la ayuda de su amigo Anthony Russo. The New York Times comenzó a publicar extractos como una serie de artículos el 13 de junio y la historia terminó convirtiendo en la controversia política más importante a la que se ha enfrentado el periódico en su historia, un ejemplo para lo que supone la libertad de expresión en el mundo.

Los documentos revelaron, entre otras cosas, que el gobierno había expandido deliberadamente su papel en la guerra al realizar ataques aéreos sobre Laos, incursiones a lo largo de la costa de Vietnam del Norte y acciones ofensivas tomadas por los marines estadounidenses mucho antes de que se informara al público sobre éstas, todo mientras el presidente Lyndon B. Johnson había prometido no expandir la guerra. El documento quebró la credibilidad del gobierno y perjudicó los esfuerzos de Richard Nixon para ir contra la guerra en curso.

Foto: Portada de la revista Time sobre los Papeles del Pentágono, publicada el 28 de junio de 1971 | vía Wikipedia.

Cuando The New York Times comenzó a publicar su serie, el presidente Richard Nixon se indignó. Sus palabras al Asesor de Seguridad Nacional, Henry Kissinger, incluyeron las frases: “Hay que poner a prueba a la gente para este tipo de cosas…” y “Pongamos al hijo de puta en la cárcel”. Después de no poder hacer que The New York Times dejara de publicar, el Fiscal General, John Mitchelland, concedió al presidente Nixon una orden judicial para que el periódico dejara de publicar esos extractos. The New York Times apeló y el caso comenzó a funcionar a través del sistema judicial.

El 18 de junio de 1971, The Washington Post comenzó a publicar su propia serie. Ben Bagdikian, un editor de publicaciones, había obtenido partes de los documentos de Ellsberg. Ese día, The Post recibió una llamada del Secretario de Justicia Auxiliar, William Rehnquist, pidiéndoles que dejaran de publicar. Cuando se negaron, el Departamento de Justicia de EE.UU. solicitó otra orden judicial. El juez de la corte de distrito de los EE.UU. se negó a darla y el gobierno apeló.

El 26 de junio de 1971, la Corte Suprema de los Estados Unidos aceptó tomar ambos casos, fusionándolos bajo la denominación judicial: “New York Times Co. vs. Estados Unidos 403 US 713”, y fue parcialmente perdido por el gobierno. Los jueces escribieron nueve opiniones separadas, en desacuerdo sobre importantes cuestiones sustantivas. Y si bien se consideró una victoria para quienes afirman que la Primera Enmienda consagra un derecho absoluto a la libertad de expresión, muchos lo consideraron una victoria tibia pues no se logró la dimisión del gobierno.

Las décadas futuras

Después de 1970 ocurrieron una serie de eventos importantes que marcaron la vida de The New York Times:

  • En la década de 1970, la  publicación introdujo una serie de nuevas secciones de estilo de vida, incluyendo Weekend y Home, con el objetivo de atraer a más anunciantes y lectores. Muchos criticaron la estrategia calificándola como una traición a la misión del periódico.
Foto: El edificio del New York Times en Nueva York, frente a la Autoridad Portuaria | vía Wikipedia.

  • El 7 de septiembre de 1976, el documento cambió de un formato de 8 a 6 columnas. El ancho total de la página se mantuvo igual, con cada columna más amplia. Años más tarde, en septiembre de 1987, imprimió el ejemplar más pesado de todos los tiempos, con más de 12 libras (5,4 kg.), debido a que traía 1.612 páginas de contenido.
  • Fue uno de los últimos periódicos en adoptar fotografías en color, y la primera de todas apareció en la primera página el 16 de octubre de 1997.
  • Cambió a un proceso de producción digital en algún momento antes de 1980, uno que significó preservar el texto en digital resultante ese año.
Foto: Portada de The New York Times del 15 de noviembre de 2012 | vía Wikipedia.

  • En septiembre de 2008, anunció que combinaría ciertas secciones a partir del próximo mes de octubre en ediciones impresas en el área metropolitana de Nueva York. Las prensas utilizadas permiten que se impriman cuatro secciones simultáneamente; dado que el periódico había incluido más de cuatro secciones todos los días, excepto el sábado, éstas debían imprimirse por separado en una tirada de prensa anticipada y cotejarse juntas. Los cambios permitieron que The New York Times imprimiera todo en cuatro secciones de lunes a sábado. El anuncio indicó que la cantidad de páginas de noticias y puestos de empleados se mantendrían sin cambios, y el periódico tendría ahorro de costos al reducir los gastos de sobretiempo.
  • En 2009, el periódico comenzó la producción de insertos locales en regiones fuera del área de Nueva York.
  • A partir del 16 de octubre de 2009, se agregó un inserto de dos páginas del “Área de la Bahía” a las copias de la edición del norte de California los viernes y domingos.
  • Comenzó la producción de un inserto similar el viernes y el domingo en la edición de Chicago del 20 de noviembre de 2009. Las inserciones consistieron en noticias locales, políticas, deportes y piezas de cultura, generalmente respaldadas por anuncios locales.

La nueva era digital

Siguiendo las tendencias de la industria, su circulación entre semana disminuyó en 2009 a menos de un millón. En agosto de 2007, el documento redujo el tamaño físico de su edición impresa, reduciendo además el ancho de página de 13.5 pulgadas (0.34 m) a 12 pulgadas (0.30 m). Esto siguió movimientos similares de una lista de otros periódicos en los diez años anteriores, incluidos USA Today, The Wall Street Journal y The Washington Post. La medida dio como resultado una reducción del 5% en el espacio de noticias, pero (en una era de disminución de la circulación y pérdidas significativas de ingresos publicitarios) también se ahorraron aproximadamente 12 millones de dólares al año.

Debido a sus ventas en constante descenso, algo que se atribuye al auge de los medios alternativos y las redes sociales en línea, el periódico ha sufrido cambios importantes durante los últimos años orientados a disminuir los gastos la empresa. Hoy en día, aunque el periódico continúa imprimiendo, sus perspectivas a futuro son digitales al igual que las de todos los medios de comunicación en el mundo.

Foto: Home de la página web de The New York Times vista desde un Kindle y ante unas ediciones impresas | vía Flickr.

Logo de The New York Times

El logotipo clásico del New York Times es ampliamente considerado como uno de los logotipos más grandes e influyentes en la historia del diseño gráfico. Su versión más actual fue creada por el famoso tipógrafo estadounidense Ed Benguiat a fines de la década de 1960, quien también diseñó logotipos para las revistas PlayboyEsquire y Sports Illustrated.

En su columna “Times Insider”, el historiador del Times, David Dunlap, recorre la larga historia del venerable logotipo de la placa de identificación de la organización noticiosa. Él rastreó sus sutiles pero, para muchos de sus devotos lectores, transformaciones significativas a lo largo de los años.

The New York Times tiene un logotipo reconocible, que se ve casi igual que hace más de 150 años cuando se creó el periódico. La marca de palabra se ajustó varias veces pero nunca cambió por completo. El primer número del periódico, mostró una logo con el término “New York Daily Times”, y 6 años después se eliminó la palabra “Daily”.

La siguiente modificación notable del logotipo se produjo en la década de 1890, y fue la eliminación del guion en el término “New York”. Luego vino la versión de Benguiat, a quien se le había asignado el trabajo por su fama como creador de fuentes; había sido autor de bastantes tipos de letra como “Souvenir”, “Tiffany” y “Korinna”.

El logotipo del The New York Times utiliza el mismo esquema de color en blanco y negro que el resto de los títulos del periódico. Se ve clásico, le da la oportunidad de enfatizar la forma intrincada de los personajes y simboliza la excelencia, la fuerza, la innovación, la elegancia y la actitud dinámica de la empresa.

La historia y estructura de marca de The New York Times da cuenta de una empresa que no tiene tres día haciendo lo que hace, que más bien debería ser siempre tomada como una principal referencia en la actividad económica en la que se desenvuelve, sobre todo hoy en día que los medios son tan cuestionados por prácticas irregulares y sesgo en el tratamiento de noticias. A nivel de marca, The New York Times también es un ejemplo de buena gestión e ideas, aunque ser en si mismo una plataforma de difusión le ha supuesto una ventaja sin igual sobre otros tipos de empresas.
https://tentulogo.com/the-new-york-times-la-historia-del-diario-mas-emblematico-de-ee-uu/
Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *