EE. UU.: Jurado condena al expolicía Derek Chauvin en todos los cargos por la muerte de George Floyd

Derek Chauvin y George Floyd

MINEÁPOLIS —

EE. UU.: Jurado condena al expolicía Derek Chauvin en todos los cargos por la muerte de George Floyd. Los contrincantes en uno de los casos de brutalidad policial que más han llamado la atención de Estados Unidos volvieron una vez más al video explícito de los últimos momentos de la vida de George Floyd el lunes. Los fiscales pidieron al jurado que “crean en sus ojos” y la defensa advirtió que no fueran “engañados” por un fotograma congelado.

Después de 14 días de testimonios de expertos policiales, médicos, miembros del Departamento de Policía de Mineápolis y transeúntes, los abogados presentaron sus alegatos finales e instaron a los miembros del jurado a usar el sentido común cuando el caso estuviera en sus manos.

La fiscalía se enfocó en los nueve minutos 29 segundos en los que Derek Chauvin, un oficial de policía blanco culpado de homicidio, mantuvo su rodilla sobre el cuello de Floyd, un hombre negro y esposado, en una calle de Mineápolis el Día de los Caídos del año pasado.

“Este caso es exactamente lo que ustedes pensaron cuando lo vieron por primera vez, cuando vieron ese video”, dijo Steve Schleicher, el fiscal encargado del alegato final. “Es lo que sienten en el estómago. Es lo que ustedes ahora saben en su corazón”.

En una extensa refutación, la defensa enfatizó los 17 minutos previos a ese momento, insinuando que Floyd había consumido drogas ilícitas y se había resistido activamente cuando varios oficiales intentaron meterlo en una patrulla. El abogado de Chauvin, Eric J. Nelson, dijo en varias ocasiones a los miembros del jurado que tuvieran en cuenta “la totalidad de las circunstancias”.

“No se dejen engañar por un solo fotograma congelado”, dijo Nelson al jurado, en respuesta a los análisis momento a momento de evidencia en video que presentó la fiscalía. “Pongan la evidencia en su contexto correcto”.

Los alegatos finales se llevaron a cabo en el piso 18 de un edificio gubernamental rodeado de vallas temporales y centinelas militares. La elevada seguridad no lograba dejar afuera los temblores del tiroteo policial de la semana pasada que le quitó la vida a Daunte Wright, apenas a 16 kilómetros de ahí.

El gobernador Tim Walz hizo un llamado a la calma el lunes cuando el jurado empezó a deliberar. Declaró una “emergencia en tiempos de paz”, un estado que permite que la policía de los estados vecinos pudiera acudir en caso necesario, además de los 3000 soldados de la Guardia Nacional y aviadores que han sido desplegados para apoyar a las fuerzas locales del orden.

“Se han desplegado completamente recursos locales y estatales, pero son inadecuados para atender la amenaza”, dijo Walz en una orden ejecutiva.

Las escuelas pasarán al aprendizaje remoto a finales de esta semana, y los negocios han sido tapiados debido a la posibilidad de disturbios después de un veredicto.

El tiroteo fatal de Wright, un hombre negro de 20 años, en un suburbio llamado Brooklyn Center ha ensombrecido el procedimiento legal.

Después de que el jurado se retiró para empezar a deliberar, Nelson pidió anular el juicio al decir que los comentarios hechos por la congresista Maxine Waters, congresista demócrata por California, constituían a amenazas e intimidación. De visita en Brooklyn Center, Waters dijo a los manifestantes que debían “quedarse en la calle” y “ponerse más desafiantes” si Chauvin resulta absuelto.

El juez Peter A. Cahill denegó la solicitud, pero dijo: “Reconozco que la congresista Waters tal vez le haya dado algo que al apelar pueda resultar en la anulación de todo el juicio”.

El juez Cahill se desempeñó como suplente principal de Amy Klobuchar, una senadora demócrata, cuando era fiscala del condado, y fue nombrado por primera vez al cargo por un gobernador republicano, Tim Pawlenty. El juez ha ganado la reelección varias veces en contiendas no partidistas.

El trauma por la muerte de Floyd, capturada en video, se convirtió en un llamado de atención para una mayor rendición de cuentas policial en todo Estados Unidos. También, se sintió de manera profunda y personal en Mineápolis, que todavía muestra las cicatrices de los disturbios y los incendios provocados que siguieron.

En el juzgado el lunes, los abogados hicieron sus últimos llamados al jurado, integrado por siete mujeres y cinco hombres, que permanecerán recluidos en un hotel durante sus deliberaciones.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *