Educación

La protesta social la están estigmatizando desde diferentes ángulos

Por Alexander Quiñones Moncaleano

La es un y un deber del ciudadano que siente que le están vulnerando sus derechos fundamentales. Así las cosas, no falta quien quiera estigmatizarla y desvirtuarla.

Twitter

Hoy se realizó la segunda marcha por una de calidad. Salieron otra vez los estudiantes de todo el país a las calles a pedirle al gobierno nacional mas presupuesto para la superior de calidad. Los estudiantes tienen muy claro que necesitan y como lo van a lograr, ante un gobierno que ha demostrado que no es mucho lo que le interesa este asunto. El gobierno nacional no quiere acceder a superior de calidad por muchas razones, y entre ellas se encuentra una muy poderosa: un pueblo educado no es de fácil manipulación.

Según Jennifer Pedraza S.  la universidad pública necesita 3,2 de pesos para que las universidades no cierren y 15 billones para que no se caigan. Lo lograrán según la misma líder de la siguiente manera: Quitarle 2,5 billones al pago de deuda; Quitarle 700 mil millones a seguridad; Adicionar 3,2 billones a la educación. Es lacónica la conclusión: Plata hay.

Eso lo sabe el gobierno, sabe que si hay voluntad hay como hacerlo; pero el caso es que no se van a dar por vencidos fácilmente. Por eso toman acciones para deslegitimar la lucha estudiantil y estigmatizan la protesta social; de esa forma envían un mensaje a la sociedad civil, que de uno u otro modo no tiene los elementos necesarios para tomar partido; pues nuestro pueblo, nuestra sociedad civil no es educada, no es robusta en la lucha contra los gobiernos que nos han metido la mano al bolsillo hace mas de 200 años. Y esa estigmatización lo hacen desde varios puestos de avanzada: lideres políticos desvirtuando a una de las líderes más preparadas y con unos argumentos contundentes como es Jennifer Pedraza; líderes políticos y periodísticos vendiendo a los estudiantes como violentos y vándalos, por grafitis e insultos, ojalá el seudo periodista Luis Carlos Vélez fuer así de crítico con su patrón Carlos Ardila Lulle que su grupo se ha visto envuelto en investigaciones por paramilitarismo y despojo de tierras.

No solo Álvaro Uribe Vélez salió a señalar a Jennifer Pedraza, no solo Ernesto Macías la quiso minimizar llamándola niña, sino que Miguel Uribe Turbay pidiendo respeto por las instituciones a los estudiantes, y también Roberto Angulo exigiendo resultados a la universidad pública, todo esto para qué: para que el movimiento estudiantil pierda legitimidad y contundencia ante la sociedad civil. Periodistas, políticos, y técnicos neoliberales atacan al movimiento para que pierda contundencia. Pero lejos están de lograrlo. Tienen unos lideres con un norte y unas formas bien definidas. Y todo parece indicar que lograran el cometido, es decir, recibirán el dinero del gobierno.

No se les olvide señores periodistas, nunca un grafiti será más cuestionable que investigaciones por paramilitarismo, nunca un insulto y una arenga será peor que la corrupción. Así que no vengan a darnos clase de moral cuando no la tienen. Y creo que falta mucha verdad por esclarecerse para que nos puedan dar catedra de moral y ética.

También te puede interesar: A Propósito De La Operación Orión

 

 

no critiques, crea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *