“Dios escribe con la Derecha, mientras el Diablo lo hace con la Izquierda”

Las pinturas rupestres de las Cuevas de Altamira en España, son una muestra de la evolución biológica de la especie humana; estas  elementales manifestaciones artísticas, representan algo del sentimiento anímico en la vida de aquellas personas, reunidas en pequeñas tribus, con el único y natural propósito de obtener el alimento que garantizaba la conservación de su especie.

(Photo by Hulton Archive/Getty Images)



El Shabbat 



Por Cassandro Martell


Las pinturas rupestres de las Cuevas de Altamira en España, son una muestra de la evolución biológica de la especie humana; estas  elementales manifestaciones artísticas, representan algo del sentimiento anímico en la vida de aquellas personas, reunidas en pequeñas tribus, con el único y natural propósito de obtener el alimento que garantizaba la conservación de su especie.

Quienes grabaron en los muros de las cuevas las imágenes, supusieron que las flechas enclavadas en los puntos vitales de los animales, representaban lo que sucedería al otro día, cuando el grupo saliera a la caza de la carne imprescindible para sobrellevar la dura y larga temporada invernal. De seguro, para conseguir la más clara y mejor definición de las figuras usaron sus dos manos, sin importar que la supuesta “magia” contenida en los trazos, saliera de la Izquierda o de la Derecha.

Algunos que somos diestros manejamos con maestría nuestra mano creando cosas increíbles, desde el arte de pintar miniaturas hasta esculpir grandes y colosales esculturas. Pero los que manejan la izquierda nos sorprenden, con inesperados y desiguales movimientos, logran hacer cosas espectaculares nunca vistas, prueba de esto; es la obra de Miguel Ángel Buenarroti o las notas inspiradoras de Mozart y Beethoven. Igualmente sobresalen en disciplinas políticas como el afro descendiente de la derecha Norte Americana: Barack Obama o del llamado ‘“Castrochavismo” de izquierda Hugo Chávez.

Pero la gente, siempre dispuesta a calificar de alguna forma las cosas que no entiende o alcanza a concebir, bautizó a estas “personas diferentes” con el nombre de Zurdos; la palabra viene del latín Soccus. La pantufla especial que calzaban los cómicos. Decirle Soccus a un izquierdo, fue la manera que descubrieron para burlarse de los  diferentes, de rebajarlos al nivel de la chancleta del bufón que pisaba en ocasiones los excrementos de las ciudades griegas o romanas. De la palabra vino también la expresión  zocato, empleada para designar al individuo torpe y obtuso.

Es muy claro que la Iglesia Católica de la Edad Media, tuvo responsabilidad de la desconexión espiritual de los hombres y mujeres zurdos, los acusó de tener poderes de brujos malignos y peligrosos, hasta los declaró públicamente: “Sirvientes del Demonio” la acusación, sin duda, los convirtió en una de la presas favoritas de los inquisidores que condujeron a muchos a morir vivos en las hogueras. La simbología religiosa contribuyó para que el concepto de “Izquierda” y “Derecha”, fuera adquiriendo connotaciones de lo que era lo malo y de lo que era lo bueno. De hecho; el mito de persignarse,  y las bendiciones con la señal de la cruz  que identifican al cristianismo para obtener la protección de Dios, debe hacerse con la mano derecha; discriminando a  los zurdos y distanciándolos de este pretendido beneficio. Incluso la ubicación de los buenos a la derecha de Dios que heredan el privilegio del reino de los cielos como el sitio de los malos a la izquierda, que son arrojados al fuego para la destrucción eterna, demuestran claramente la interpretación religiosa en el uso del concepto. El mismísimo Satanás es zurdo y hasta a Cristo lo remarcan con la incoherente dicotomía de un bandido malo a la izquierda y un bandido bueno a la derecha.

 

El poder espiritual de la Iglesia Católica monárquica, identificó el absolutismo conservador de los gobernantes con un “Dios de Derecha” y el de los diferentes, los libres pensadores y cambiantes, con un “Demonio Zurdo”.

Entonces, como consecuencia de la Revolución francesa de 1789, sobrevino la Primera Asamblea Nacional Constituyente del Mundo. Aquellos que todavía dependían y comían de la monarquía, dieron su voto a favor de la continuidad del poder absolutista del Rey, y se colocaron a la derecha del presidente de la asamblea, mientras los que estuvieron  en contra de la continuidad del régimen feudal y de la violación a lo que se podría considerar el Estado Social de Derecho, se ubicaron a la izquierda. Este híbrido de gobierno, de una República con Rey, se convirtió en algo difícil e incoherente para una revolución que precisamente buscó la terminación de la monarquía. Así que, se propició en 1791 una Asamblea Legislativa con delegados de los diferentes sectores de la sociedad francesa. Las sillas volvieron a distribuirse de tal manera, que los diputados representantes de los republicanos de la alta burguesía conservadora (Feuillants) se sentaron a la derecha, en el centro se colocaron los independientes y a la izquierda, el club de los llamados Jacobinos, (Liberales) que representaban a la pequeña burguesía del pueblo. Con esta diagramación, se dio inicio en el mundo, a los tres grupos políticos que para la época se llamaron : El de los Populares de la Izquierda, Los Aristócratas Godos de la Derecha  y claro, Los Diferentes del Centro.

No es la consecuencia  del estrés de la madre, ni la marca del hijo de Satán, la razón de la zurdera del diez por ciento de la población del planeta. En 1980 se descubrió; que un bebé, desde la octava semana de embarazo, aún dentro del útero, elige la mano izquierda para chuparse el dedo y todo, gracias a drásticas  y marcadas diferencias de la médula espinal. Esta revelación científica hubiera podido evitar el sufrimiento de  amarrar en la espalda la mano izquierda del niño para que aprendiera a la fuerza a escribir con la derecha sus primeras palabras… Papá, Mamá, o sus primera frases como: Dios es amor o… ¡Viva el partido conservador! Porque la iglesia Católica, unida con los criollos conservadores que inventaron la República de Colombia, incluso reprimieron desde la infancia, la libertad de elegir el pensamiento político que a uno le diera la: “bendita” gana de elegir.

A diferencia de Francia, los Liberales y Conservadores colombianos, se unieron para conformar una sóla fuerza política que bautizaron con el nombre de: El Partido Nacional. Pero los celos y la ambición por el poder, los dividió, dando lugar al principio del siglo XX, (1899 – 1900) a la llamada “Guerra de los Mil Días”. El conflicto lo perdieron los liberales contra el ejercito del gobierno conservador del momento, que estaba bien armado y con mejor organización que el ejercito anárquico y desorganizado de las guerrillas liberales. El fin de esta pelotera bipartidista, obligó al retorno de cada uno de los sobreviviente a sus sitios de origen, no sin antes, dejar casi cien mil muertos entre los dos bandos y el desarrollo progresivo de las desigualdades sociales; que condujeron cuarenta y ocho años después, a que la derecha unida, propiciara el asesinato del hombre que surgió en contra de las injusticias sociales y de la ausencia total de la democracia, el “Caudillo Liberal”, pero más de izquierda, Jorge Eliecer Gaitán y el fracaso de la mal llamada: “Revolución” del 9 de Abril” (El Bogotazo)

 

El establecimiento, no permitió ideas o grupos que no estuvieran protegidos por el Dios de la “Mano Derecha” Colombiana

Bajo el pretexto de acabar con la violencia, desarrollada al inicio de los años cincuenta, Liberales y Conservadores se agruparon de nuevo en la aberración anti democrática, bautizada con el adjetivo de: “Frente Nacional”. No era otra cosa que la apropiación absoluta del poder político consolidado en dos partidos igualmente conservadores. Las injusticias sociales, la concentración total de la riqueza, la corrupción y el predominio dominante de la Iglesia Católica sobre cualquier otra posibilidad religiosa, se convirtió, más que en una costumbre, en un derecho natural auto adquirido, que se podría denominar: “El Establecimiento”, en donde no se permitió, el advenimiento de ideas, grupos o colectivos que no estuvieran afiliados a los partidos unidos y protegidos por el “Dios de la Mano Derecha colombiana”: El Sagrado Corazón.

El surgimiento en Colombia de grupos de Izquierda, satanizados por los gringos, debido a la llamada “Guerra Fría” y la dominación mundial que sostenía con la Unión Soviética, no fue el resultado de una moda importada de la Geopolítica

Internacional, sino que fue la consecuencia irrefutable de la negligencia de la “Mano Derecha”, (Indiscutible dueña del país) por las necesidades básicas de la población, el incremento de la miseria, las diferencias de clases y el raponeo de una tierra, que poco a poco, se le despojó de la propiedad histórica a las comunidades campesinas. Ahora sí, en ese momento, hubo en el país una clara y evidente distinción entre lo que siempre existió como la Mano Derecha de la política y la nueva y exótica “Mano Izquierda”, que comenzó a ser objeto de exterminio continuo y sistemático, durante todos los diez y seis años que duró el Frente Nacional. Sin importar nuestra Constituyente del 93 que reafirmó el Estado Social de Derecho, retirando además, la consagración del país al Sagrado Corazón; la persecución se extendió salvaje y brutalmente hasta el día de hoy, con la implementación de grupos profesionales de limpieza social organizados por Álvaro Uribe, un discípulo de la Mano Derecha “liberalmente conservadora”. Similar a las hogueras de la inquisición, donde quemaban como pollos de asadero a los zurdos, las Convivir, su primera creación, y sus herederos paramilitares, mutaron hasta convertirse en la “Mano Negra”; el instrumento moderno de aniquilamiento para cualquier sospechoso de ser miembro o simpatizante de grupos de izquierda, usualmente tildados por la derecha de: Chusmeros, Cochinos y Criminales, que puedan hacer tambalear la estabilidad del mojigato y derechista: Establecimiento Colombiano.

 

¡Cuando un hijo de la Derecha, firmó “Los Acuerdos”, la única esperanza de PAZ en más de cincuenta años de conflicto fratricida, sus mismos congéneres políticos pretenden destruirlos!

Si un individuo u organización, muestra visos o huele un poquito al azufre que representa el “demonismo” de la ideología de izquierda, será perseguido y desaparecido por la “Mano Derecha”; como sucedió con el Negro Gaitán, o cuando el cura Camilo Torres intentó sensibilizar a la iglesia, o cuando el General Rojas dejó de ser útil y lo derrocaron, o cuando a este iluso general le robaron las elecciones para entregarle el poder al godo Misael Pastrana, o cuando el exterminio genocida de 1500 miembros de la Unión Patriótica, o cuando el hombre que se salió un poco del manto protector de la Mano Derecha, Luis Carlos Galán, se volvió un estorbo, o cuando Carlos Pizarro, un reinsertado, símbolo de la reconciliación fue asesinado y hoy, cuando   Santos, un hijo de la Mano Derecha, firmó unos acuerdos para acabar con la violencia y la degradación de un conflicto originado desde esa guerra fratricida de los mil días… Es estigmatizado, atacado por sus propios congéneres políticos, a quienes es evidente:

No les conviene ningún tipo de acuerdo para la PAZ y mucho menos la restitución de unas tierras que  sin duda les restaría hegemonía política. 

A pesar del riesgo político que pueda representar, El Presidente de la “Mano Derecha” viajó a la China para untarse un poco de izquierda; hipócritamente rindió homenaje a los héroes de una revolución Comunista mucho más sangrienta, profunda, y exitosa, de lo que fue el revolucionario, pero mediocre, movimiento comunista guerrillero FARC; que pese al tiempo, el dinero y al enorme número de combatientes, fue  incapaz de tomarse el poder; totalmente contrario a lo hecho por los Chinos Comunistas que derrotaron sin contemplación a los Chinos Nacionalistas. Tal vez, el que los lideres criollos salieron de las mismas tradiciones y orígenes conservadores de sus contradictores de la derecha, contribuyó al fracaso; al fin de cuentas, esta subversión, cuyo supuesto propósito espiritual, era el de la lucha por las reivindicaciones de las comunidades débiles y oprimidas por el feudalismo de la burguesía oligarca, terminó haciendo lo contrario. Apropiación ilegal de la tierra, violación física y mental de menores indígenas y campesinos, secuestros, enriquecimiento individual, narcotráfico puro. Hasta celebraban los mismos rituales religiosos inventados por la iglesia para mantener la sumisión y el control anímico de las gentes. En resumen, la guerrilla de la “Mano Izquierda” comunista colombiana, fue el movimiento armado más obtuso y antiguo del mundo, tal cual ha sido largo, mediocre y criminal los doscientos años de gobierno de la “Mano derecha”.

El Dios de la Derecha, que  desde el cielo escribe mensajes especiales para santificar a las personas conservadoras apegadas a las tradiciones y al no cambio, no deja de ser un mito, al igual que lo es: aquel Demonio de la Izquierda, que desde el Inframundo envía mensajes negativos, convirtiendo a las personas libres pensadoras, amantes del cambio, en Anticristos del mal y delincuentes profesionales. Lo que existe es un pueblo lastimado y hastiado de la guerra y las desigualdades, con seres humanos requirentes de justicia. El momento histórico que vive Colombia, debe obligar a la derecha dominante, representada por las vertientes ideológicas tradicionales a entender: ¡Que la mentalidad de las gentes es diferente!  ¡Que los jóvenes tenemos las riendas del futuro!  ¡Que nuestra forma de ver la vida consiste en  la integración  de una sociedad, donde no aceptamos las discriminaciones ni de raza, ni de genero, y mucho menos, los fanatismos religiosos o políticos que impidan el progreso en equipo, en beneficio, entre otras cosas: del trabajo, la educación y salud de las diferentes comunidades!

Así, como aquellos individuos de las cuevas del Paleolítico, tuvieron la entereza de laborar con sus dos manos para atraer la magia que les proveyera el alimento, es importante conciliar las posiciones: Izquierda / Derecha, confiar en el proceso de PAZ, la justicia y reparación de las victimas y aceptar, que el pueblo elija sus gobernantes sin importar cual sea su filosofía política.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *