Dictaduras a la derecha, Dictaduras a la izquierda

Mientras se condenaba a 29 personas a cadena perpetua por matar a más de 700 civiles durante la dictadura militar en Argentina, en un juicio del 29 de noviembre de 2017, cientos de personas celebraron el veredicto.

Por Yesid Espinosa
@YESIDESPINOSAZ

Tan peligrosas son las dictaduras de izquierda (véase en el vecindario a Cuba con los Castro o Nicaragua con Noriega) como las de derecha (recuérdese la Argentina de Videla y el Chile de Pinochet). En todas las dictaduras se atropellan los derechos de los ciudadanos y se desarrollan, como las más naturales actividades de gobierno, el control, la persecución, la tortura y la desaparición. En todas se concentra el poder y se abusa de él.

Los dictadores, diestros o siniestros, imponen a su amaño normas jurídicas que les sean favorables y derogan las que les afecten; todos los dictadores mantuvieron sus regímenes por medio de la violencia y el terror, todos ejecutaron opositores sin la menor compasión, todos acumularon fortunas enormes por el manejo oscuro de las economías de sus países, todos controlaron la educación como un modo de apaciguamiento y propaganda, todos emplearon los medios de comunicación para difundir miedo y engaño.

Quizá en Colombia actualmente no padezcamos una dictadura formal, pero desde hace décadas la concentración de poder y sus prácticas son muy similares (si no exactas) a lo descrito. García Márquez dijo que el dictador es el único ser mitológico que ha producido América Latina; tal vez sea por eso que aquí, en Macondo, vemos esa figura como una lejana leyenda o como una posible amenaza, quizá por eso no reconocemos las realidades dictatoriales que venimos padeciendo ni los vientos absolutistas que soplan furiosos queriendo perpetuarse.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *