Barranquilla: NO ES LA FLECHA ES EL INDIO

Por Edwin Yesid Florez 

EN EL CENTRO DEL

Luis Guevara, joven oriundo de Barranquilla, Atlántico, de 31 años actualmente, sintió una pasión repentina por un en particular: El con . A mediados del 2015 Luis inició su recorrido con miles de averiguaciones y diligencias sobre dónde practicar este ; Luis lo buscó en todas las esquinas de la ciudad, inclusive en el prestigioso Club de Caza y Tiro y nada halló, pues en ese momento no existía en Barranquilla dicho lugar. Hasta que en octubre del mismo año se acercó a la Liga de Tiro Con Arco de Bolívar y habló con el entrenador,quien le dio la bienvenida. Primer objetivo alcanzado, su primer disparo luego de meses de búsqueda dio en algún lugar del blanco.

Luis se apasionaba cada vez más por este deporte y ver todo en vivo y en directo, ver a los deportistas en acción, lo inspiraba y motivaba aún más. Pero tenía un pequeño problema, para practicar el tiro con arco debía ir a otra ciudad. Digo pequeño porque a pesar de la dificultad de viajar cada fin de semana a otro municipio, su lucha no cesaba: su disparo era cada vez más certero,. El entrenador de La Liga de Bolívar, Hernando Oyola, lo contactó con Luis Eduardo Lara, arquero, quién tenía la misma lucha que Luis y compartían el mismo sueño: lograr una liga en el Atlántico. Movieron redes sociales y el día 13 de febrero de 2016 tuvieron su primera práctica realizada con unos arcos hechos con tubos de PVC y un blanco a base a de láminas de espuma, bajo el sol de Barranquilla casi en horas del mediodía, en la unidad deportiva Carlos “El Pibe” Valderrama, cerca del Estadio Metropolitano. 

Luis sabía que no contaban con las mejores condiciones para seguir con este deporte, creía que con los materiales y un único árbol que les daba sombra no era muy atractivo para los que se acercaban a pesar de sus esfuerzos e invitaciones; las personas se burlaban o miraban el deporte con desdén. Claro, el deporte era desconocido en Barranquilla, tan desconocido que, como cuenta Luis, “cuando llevamos la carta a la Secretaría Distrital de Recreación y Deportes no tenían ni la más remota idea de qué se trataba el tiro con arco”.

Sin embargo el grupo iba creciendo. A pesar de la indiferencia ellos no lo tomaban como un impedimento e iban sábados y domingos con gran discplina y con la convicción de que apenas era el comienzo de futuros triunfos, pues le ganaban a las lluvias y flechas rotas. Su principal arma era precisamente esa, su determinación. Con sus propios recursos compraron los primeros arcos de madera para practicar y dejar a un lado los tubos PVC, pero eran tantas las ganas de seguir mejorando y aprender que Luis Eduardo Lara y Luis Guevara viajaron a Cali en junio del 2016 para participar en un curso de entrenadores y monitores de Tiro con Arco brindado por World Archery Colombia que estuvo a cargo de Maria Victoria Echavarría, quien desde entonces los ha apoyado mucho.

Desde allí dieron el siguiente paso: formar el primer club de Tiro con Arco del Atlántico y después de muchos rechazos de papeles y diligencias lo lograron, la estaba cada vez más cerca al centro de la diana y nació el Club de Tiro con Arco Saetas. El grupo continuócreciendo pero no faltaba el que quería contaminar el proyecto y volverlo lucrativo, con lo que se desviaba su primer y gran objetivo: alcanzar la aprobación de la Liga del Atlántico. Otros dos visionarios con el mismo sentir y que caminaban por el mismo sendero se unieron al proyecto; Rafael Salsedo y Elías Herrera trabajaron en conseguir la aprobación para otros dos clubes de Tiro con Arco, requisito exigido por el Comité Pro-liga de INDEPORTES. El objetivo se logró, “Elías fue muy proactivo”, dice Luis y fue esa inquietud con que se lograron los otros dos clubes, así se formaron Royal Archery y Halcones. La va llegando cada vez más al centro y veían todo muy cerca, aunque por algún motivo desconocido les regresaban todas las comunicaciones escritas. Y entre tantas vueltas un 17 de julio del 2017, INDEPORTES les reconoció la personería jurídica como Liga de Tiro con Arco del Atlántico.

Después de semejante logro, comenzaron a practicar y a mejorar y no hay mejor forma que compitiendo, pero decidieron prolongarlo un poco más antes de competir con la Liga de Valledupar.
El siguiente paso fue ir a la comunidad de arqueros del país en Cali y participaron en la categoría de Novatos A, por género, individuales y mixtos, entre tanta siega, cosecharon una medalla de bronce en su participación de mixtos, nada mal para su primera participación. Luego de esto, la lucha era con COLDEPORTES  para conseguir así el reconocimiento deportivo. La lucha no era fácil, después de darle a la diana previamente, la lucha no cesaba y los inconvenientes no dejaban de aparecer. El complejo donde practicaban lo cerraron por adecuaciones para los Juegos Centro-Americanos y del Caribe y comenzando el año en curso se empezó la búsqueda para seguir practicando y cumplir con los objetivos, apareció otra Liga cómo un ángel, la de Taekwondo y en la Corporación Universitaria de la Costa CUC, les asignaron un pequeño espacio y con ella el reconocimiento deportivo de COLDEPORTES.

Las flechas certeras fueron lanzadas por la ahora Liga de Tiro con Arco del Atlántico, un claro ejemplo de utilizar bien los recursos aunque sean pocos y cumpliendo con el adagio No es la flecha, es el . Y así el que da en el centro de la diana es el mejor tiro de todos.

no critiques, crea

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*