Denuncia por acoso y abuso sexual contra David Guerrero, candidato a la Cámara de Representantes por Santander

Un reconocido ambientalista de la ciudad de Bucaramanga hoy es acusado en redes sociales por acoso y abuso sexual. Denuncias que involucran a menores de edad. David Guerrero por defender el ambiente de la región. Se ha visto amarrado a árboles y en mítines y protestas por la protección del páramo de Santurbán.

Una de las primeras denuncias se hizo en la red social Twitter, aunque ya es tendencia en Instagram y Facebook. Los denunciantes piden la renuncia a la candidatura. El hombre es militante del partido Verde espectro Santander. Son 7 mujeres las que denuncian a David Guerrero, entre ellas tres menores de edad.

El escrache ya no va a desaparecer. Ya ese barco zarpó. Y el hombre debe dar respuestas a todas las interrogantes que saltan por las denuncias. El mismo Partido Verde Santander ya se pronunció ante las denuncias y le piden a Guerrero que suspenda los actos de proselitismo político mientras no aclare todo el asunto.

Las denuncias que han salido a la luz pública dan cuenta de actos con un patrón sistémico de acoso hacia mujeres con las cuales tuvo relaciones cercanas.

“Un día en la UIS me llevó detrás de una piedra, me cogió duro a besarme a la fuerza. Como pude salí, pero me sentí tan (Emoticón de vomito).”

Otro de las denuncias señalan el mismo lugar en donde al parecer fue acosada una de las víctimas, la UIS.

“Estabamos en la universidad y le pedí que me acompañara a el baño haciendo chichi (SIC) y parce que yo abro la puerta y este man se me mete al baño”

De acuerdo a la versión de una de las víctimas, quien aseguró haberle arrendado una habitación en su casa, David Guerrero aprovechó el hecho para acosarla:

“Hace dos años le arrendé una habitación en mi casa, sin conocerlo, una madrugada abrí los ojos y él estaba en la puerta. Entró aprovechó mi somnolencia y se me metió en la cama, mientras me abrazaba (…) sentí pánico en ese momento”.

Las víctimas de violencia sexual y acoso saben que la mejor manera de que sus victimario pague por sus actos es hacerlo público y usar la herramienta del escrache. No creen en las autoridades como la fiscalía. Las cifras de impunidad les dan la razón al usar el escrache como herramienta de defensa contra los perpetradores de sus abusos y acosos.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.