de la ética de la conservación a la solución final de los hipopótamos de Pablo Escobar


Por Daniel_O @rata_charlatana

El tema de los hipopótamos se ha vuelto recurrente y cada tanto se da la discusión sin llegar a ningún lado porque la solución más costo efectiva es el control letal y los animalistas dan “razones éticas” para ni siquiera pensarlo. Hoy les voy a hablar de ética en conservación.
Pero antes de entrar en el tema ético hay que dar contexto y tratar de entender un poco que es una especie invasora. Además ¿todas las especies exóticas son especies invasoras? ¿Especies nativas se pueden volver invasoras? ¿Todas las especies foráneas se pueden volver invasoras?

Qué es una especie invasora

Una especie invasora es aquella que llega generalmente con ayuda humana a un hábitat que previamente no ocupaban, entonces se establece una población y se dispersa autónomamente. Aunque algunas Spp invasoras pueden llegar de manera natural. Un ejemplo es la garza del ganado.
Sin embargo, no todas las especies invasoras son foráneas, algunas especies nativas se pueden volver invasoras cuando las condiciones de sus hábitats cambian y se altera la disponibilidad de recursos. Ejemplos de ellos son algunas gramíneas que consideramos “malezas”
Ahora bien ¿todas las especies foráneas se pueden volver invasoras? Bueno, la teoría ecológica dice que NO. Hábitats con alta biodiversidad son más resistentes a las invasiones que hábitats empobrecidos. Muy parecido a la teoría de la dilución en enfermedades emergentes.
Y los “amantes de la naturaleza” se preguntaran ¿Qué hay de malo en que lleguen nuevas plantitas y nuevos animalitos? ¿No qué más es mejor? Pues NO… Resulta que las Spp. invasoras tienen efectos en el bienestar de los ecosistemas invadidos como en el bienestar de las personas.
Dentro de los efectos ecosistémicos que tienen las Spp invasoras sobre las nativas están la competencia, la depredación, y la hibridación. Otro de los problemas que traen las especies invasoras es que algunas son Ingenieros ecosistémicos como los hipopótamos y los castores.

¿Qué hacer con las especies invasoras?

Entonces ¿Qué hacer con las especies invasoras? Dentro de las estrategias de gestión de las especies invasoras hay varios pasos a seguir. Como generalmente decidimos tomar medidas ya se encuentran en la fase final, entonces lo único que queda es el control local.
Dicho control solo se logra impidiendo el crecimiento de la población, haciendo que la mortalidad supere la natalidad. La forma más fácil de lograr eso es a través del control letal. ¿Dónde se ha tenido mayor éxito con esta estrategia? En las islas.
Entonces, desde la Biología de la Conservación se determina que se debe ser conservado y salvado en función de juicios de valor, estudiando y determinando como proceder para que algo se conserve.
Ahora bien, si no toda la normativa es de carácter moral, las acciones que se toman terminan afectando a la comunidad moral. Por esta razón, los análisis éticos son especialmente importantes cuando el objetivo principal es mantener la salud de los ecosistemas.
En este sentido, la ética de la conservación tiene como objetivo garantizar que los recursos naturales estén disponibles para uso humano, un valor que se asemeja mucho al utilitarismo moderno cuyo objetivo es maximizar la mayor cantidad de bienes para la mayor cantidad de seres.
También, tenemos una ética de la preservación que se parece más a la teoría de la virtud y es la biofilia, tema conceptualizado por E. O. Wilson. Vemos entonces que aún bajo esas dos visiones el tema de la eliminación de las especies invasoras es una salida ética.
Desde la perspectiva utilitarista (causar el menor daño) podríamos pensar que mantener a los hipopótamos vivos sería la mejor opción. Sin embargo, cuando analizamos el impacto que tienen estos animales sobre los ecosistemas, esta visión cambia.
Esto sin contar con el potencial daño que pueden causar sobre los seres humanos. Entonces, desde la perspectiva human este análisis nos permite entender algunas cosas.

Desde la biofilia

Desde la biofilia la cual es una visión ética que no tiene en cuenta la utilidad de la naturaleza, también se harán esfuerzos por proteger los ecosistemas aceptando que habrá situaciones donde una población debe ser sacrificada para mantener la salud de la comunidad en general.
Dado que la biofilia en sí misma tiene como objetivo proteger la biodiversidad, algunas personas podrían pensar que lógicamente se deduce que debemos matar a toda la humanidad responsable de la abrumadora mayoría de la extinción masiva actual.
Sin embargo, esta solución no es válida y no es lo que la biofilia exige ya que esta se justifica como una virtud a través de su contribución al crecimiento personal humano, y es bastante obvio que una persona muerta no puede alcanzar el crecimiento personal.
Entonces para finalizar, no es cierto que las decisiones que toman los biólogos de la conservación no estén sometidas al análisis ético. Chau!

Tags: #Hipopotamos, #PabloEscobar, #Colombia,


#SomosPeriferiaUrbana


[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]


[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *