Tendencias

Daniel Samper Ospina Criticado por ofrecer cursos de edición de video a 49 mil pesos ¿Qué opina usted?



 El Shabbat



Por estos días Daniel Samper Ospina fue noticia, es un formador de opinión que siempre está dando de que hablar para bien o para mal, mas para mal que para bien. Salió en apoyo del despido de Daniel Coronell de Revista semana y sacó us chiros y se fue con él a formar rancho aparte.

Ayer los dos periodistas dieron a conocer su nuevo espacio de opinión donde quieren tener el espacio de sus columnas abiertas al público que fue cerrada por semana. El portal se llama losdanieles.com, de lo cual es más que necesario para una democracia tan débil como la nuestra donde los poderes económicos quieren manejar la información a su antojo y conveniencia.

No obstante, de eso no es de lo que deseo hablar acá. Voy a hablar de las críticas que recibió por ofrecer unos cursos de edición de vídeo a un precio de 49 mil pesos, en época de pandemia. Claro la cosa es para discutir, para generar debate puesto que Daniel Samper es un figura pública y eso reclama en la mayoría de los casos pólemica.

Cada quien es dueño de su conocimiento y de su manera de ganar dinero, siempre y cuando no interfiera de manera ilegal o ‘inmoral’ con el otro. Vivimos bajo el principio del individualismo y la oferta y la demanda, el neoliberalismo lleva mas de cuarenta años vendiendonos esa consigna. Como nos lo dijo   «La realidad es que pese a su nombre, la era del neoliberalismo no tuvo nada de liberal. Impuso una ortodoxia intelectual con guardianes totalmente intolerantes del disenso. A los economistas de ideas heterodoxas se los trató como a herejes dignos de ser evitados o, en el mejor de los casos, relegados a unas pocas instituciones aisladas. El neoliberalismo se pareció muy poco a la “sociedad abierta” que defendió Karl Popper. Como recalcó George Soros, Popper era consciente de que la sociedad es un sistema complejo y cambiante en el que cuanto más aprendemos, más influye nuestro conocimiento en la conducta del sistema».

Nadie podría reprocharle a Daniel Samper o a cualquier otra persona que trate de ganarse la vida con lo que sabe, eso lo tratamos de hacer todos en mayor o menor medida. Pero resulta que épocas de redes sociales la crítica se vuelve más incisiva y pública. Fueron muchos los tuiteros que le salieron al paso a Daniel Samper Ospina por tan ‘descabellada’ propuesta. Uno de ellos una cuenta muy activa y con un buen engagement que se llama Peñalosadas, quien dijo esto: «El comediante @DanielSamperO me bloqueó porque ofrecí ayudar de manera gratuita a sus seguidores, mientras él pretendía cobrar 49 mil pesos. En este momento hay millones de personas vulnerables que serán afectadas por el COVID-19, por eso los invitamos a invertir mejor su dinero».

Hablando con varias personas y recogiendo su opinión he querido recoger su pensamiento y de paso formar el mío a este respecto con un poco de reflexión. Con algunos de los que he hablado dicen que la oferta y la demand regula eso, otros que es una canallada de parte de Daniel Samper querer cobrar sabiendo sus condiciones socioeconómicas. Cada quien tiene razón hastacierto punto, hasta el mismo Daniel. Pero primero no sabemos las condiciones socioeconómicas de Daniel, las suponemos, lo que sí sabemos es que acaba de renunciar a un puesto seguro que tenía por apoyar la decisión del otro Daniel en su despido injusto por parte del poderoso. Y pues supongo que debe estar busacando la manera de tener un ingreso por medio de lo que sabe hacer.

Acá uno se expone a que lo critiquen por todo y me imagino que yo mismo seré criticado por parecer estar defendiendo al tibio de Samper Ospina. Lejos estoy de eso, solo quiero mostrar unos hechos que a mi parecer están ahí para ser analizados y hacer debate público. Peñalosadas tiene razón en criticarlo, en tiempos de pandemia tendríamos que ser más solidarios y pues también tiene todo su derecho a mostrar otra cara de la moneda sin ser merecedor de una bloqueada, que lo que me indica es que Daniel no ha leído a Poper ni entiende su paradoja: “Ningun argumento racional tendra un efecto racional sobre una persona que no quiera adoptar una actitud racional” o “La tolerancia de los intolerantes puede llevar a la destrucción de la tolerancia”. Paradoja de Karl Popper.

Uno puede bloquear a quien quiera en Twitter, para eso está esa función, yo mismo he bloqueado a varias personas, no obstante no por una crítica por fuerte e irrespetuosa que sea, hasta grosera debéría uno aguantar una crítica, y no por eso bloquear como primer recurso. A mi también me tiene bloqueado Daniel Samper Ospina por recordarle que su esposa recibió un contrato a dedo del presidente Juan Manuel Santos por una no despreciable suma[Si quire leer la colunma de click aqui], ese bloqueo como primera defensa es la prueba reina de que Colombia no aguantamos la crítica y no somos capaces de dar o generar un debate consitente. Y eso representa un poco Daniel, una figura sin consistencia que al igual que muchos, como por ejemplo Álvaro Uribe, Carolina Sanín tienen más bloqueados que seguidores y no se piensan una sociedad abierta al debate y la crítica.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *