Daniel Samper es fuertemente criticado por sus trinos contra Fecode

Daniel Samper es fuertemente criticado por sus trinos contra Fecode. Esta historia comienza el 31 de marzo cuando la Federación Colombiana de Educación escribe un trino en su cuenta de Twitter diciendo lo siguiente: “Los colegios públicos llevan años cayéndose, la infraestructura educativa tiene lustros de abandono… nunca hubo un comentario, pero hoy declaran “la educación presencial es vital”. El único interés detrás de esta campaña es el negocio alrededor de la educación, no la educación”.

Después de este trino se armó un debate público muy interesante sobre la educación pública en el país. Como es sabido, la derecha colombiana ha atacado a Fecode desde hace lustros y la tilda de ‘Castrochavista’.

No obstante, también a quienes se han mostrado en desacuerdo con Fecode les han reclamado por sus posturas. A uno de los formadores de opinión al que le llovieron fuertes críticas fue al hijo de unas de las familias mas privilegiadas del país; sobrino de un expresidente e hijo de un periodista ultrafamoso como él mismo. Sí, el YouTuber de 40, Daniel Samper Ospina, quien salió a decir: “¿Y? Qué triste posición. Se tiene que invertir en educación en general, claro que sí, pero independientemente de eso, la educación presencial es vital: cada día que pasa sin que la haya, se agranda la brecha de forma irremediable”.

Los mensajes desde el privilegio 

No fue solo Samper Ospina, también pudimos ver a Serpa Moncada quien manifestó: “Increíble, Fecode en contra del regreso de nuestro niños a la presencialidad, agudizando los efectos emocionales y psicológicos en ellos e impidiéndoles su desarrollo el cual se reflejará en un retraso lamentable en términos de habilidades y competencias”.

Julián de Zubiria, por su parte, también aboga por la vuelta a la presencialidad: “Muchas veces he defendido a FECODE. Es absurdo que el CD los responsabilice de los problemas educativos. Los profes no deciden la política, ni el currículo o la formación. Sin embargo, se han equivocado al no impulsar la presencialidad en todos los lugares en los que es posible”.

Las críticas a este tipo de mensajes no se hicieron esperar y se generalizó un fuerte apoyo a la federación. La infraestructura de la educación pública en el país es deplorable y este debate fue la ocasión para mostrar imágenes de cómo se caen a pedazos muchos de los colegios en toda Colombia.

En conclusión, no salieron bien librados los que piden que regresen los estudiantes a clase sin garantías sanitarias adecuadas. Es claro que nuestros niños y niñas necesitan volver a las aulas, pero también que este es un momento oportuno para dar una mirada a la situación general de la educación pública en nuestro país. Pues además de requerir las condiciones de bioseguridad la gran mayoría de instituciones públicas necesita también otra serie de condiciones básicas sin las cuales habían estado funcionando antes del confinamiento obligatorio.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *