BBC

Coronavirus en Estados Unidos: “Tengo que vivir en una autocaravana en el país más rico del mundo”

Yesica Prado estudió en la cuarta mejor universidad del mundo, según los rankings, y aun así no puede costear una vivienda con su profesión.

La periodista y fotógrafa de 28 años vive en una casa sobre ruedas en California, específicamente en Berkeley, una ciudad en la que el costo mensual promedio de la renta de un apartamento es de US$3.200, más del doble de la media nacional.

En ese mismo lugar, que queda a 20 minutos de San Francisco y está cerca de las sedes de las compañías de tecnología más poderosas del mundo, Prado estudió un posgrado en la pública y prestigiosa Universidad de California en Berkeley.

En la calle en la que Prado estaciona su casa rodante hay, según calcula, al menos 40 o 50 personas más que viven en los mismos tipos de vehículo que ella o en sus autos.

Están ahí por diversas razones, pero una predominante es el altísimo costo de la vivienda en la zona, en gran medida estimulado por los altos salarios que paga el sector tecnológico.

“Ningún día es igual al anterior. Lo primero que la gente tiene que buscar es dónde ir al baño y buscar comida, las cosas no vienen a ti”, describe Prado sobre su rutina diaria.

El inicio del día, que por lo general viene acompañado por el estruendoso ruido de la calle, también es el comienzo de una jornada de trabajo para muchos de sus vecinos.

La joven fotógrafa y periodista de origen mexicano decidió invertir el dinero de un préstamo universitario en la casa rodante en lugar de en una habitación alquilada para asegurar un techo permanente.

Mi miedo era no encontrar trabajo al graduarme y no tener dinero para pagar las cuentas. Compré un vehículo así porque trae algunas comodidades”, dice.

California, considerada la quinta economía del mundo, padece de una aguda crisis de viviendas accesibles y tiene la población sin techo más numerosa de Estados Unidos .

“Un vehículo es un hogar y esa es la realidad que mucha gente está viviendo”, señala Prado.

La pandemia del coronavirus ha sido todavía menos amable con quienes viven en condiciones como la de Prado. Con el cierre de gimnasios, bibliotecas y otros espacios útiles para ella, tuvo que ingeniárselas para subsistir.

Esos ingenios son los que documenta en este video, su “Diario de cuarentena”.

*Este filme fue producido por Yesica Prado en alianza con CatchLight y el San Francisco Public Press y con el apoyo de la Fundación Kresge y de Facebook/Lenfest Community. Natalia Pianzola y Patricia Sulbarán adaptaron el documental para BBC Mundo.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *