El Shabbat 



El embajador de en Colombia, Peter Ptassek, se unió al llamado y condenó los hechos a través las redes sociales.

La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de Estados Americanos () condenó este domingo (29.03.2020) los asesinatos de y de derechos humanos cometidos en el país suramericano, en plena cuarentena general por la pandemia del coronavirus.

En un comunicado, el organismo internacional registró la muerte de ocho activistas e instó a las autoridades a “avanzar en las investigaciones pertinentes”. Asimismo, condenó “los graves hechos de violencia que se han registrado en los últimos días contra liderazgos sociales y de derechos humanos, así como las persistentes afectaciones a varias comunidades del país a causa del conflicto armado y la criminalidad”.

Entre esos crímenes, la OEA señaló los asesinatos de la lideresa Carlota Isabel Salinas -perpetrado en el departamento de Bolívar, el martes pasado- y el del líder social Marco Rivadeneira, ocurrido en la localidad de Puerto Asís. También, el organismo mencionó el homicidio de Ángel Ovidio Quintero, presidente del Concejo del municipio de San Francisco (noroeste) el pasado 20 de marzo, y los de los indígenas Omar Guasiruma y Ernesto Guasiruma, del pueblo Embera en el Valle del Cauca (suroeste) cometidos la semana anterior.

De igual forma, la OEA reiteró la denuncia de organizaciones sociales de la convulsa región colombiana del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, sobre el asesinato de un joven campesino de 20 años por soldados del Ejército durante una movilización contra “las erradicaciones manuales, violentas y forzadas” de coca en la zona.

Por ello, la misión hizo “un llamado al Estado colombiano a multiplicar las medidas de prevención y protección del liderazgo social y de la población civil que habita zonas fuertemente impactadas por la violencia y la inequidad”. Además, exigió a los grupos armados ilegales que cesen “todo tipo de afectación contra la población civil, la infraestructura y el ambiente” y respeten al personal médico, sanitario y humanitario que atiende la emergencia planteada por la pandemia del COVID-19.

A la denuncia se sumó el embajador de Alemania en Colombia, Peter Ptassek, quien condenó los hechos a través de su cuenta de Twitter: “increíble pero cierto, continúan asesinatos de líderes y actos de violencia de grupos armados contra comunidades, en una época en que todas nuestras energías debieran estar concentradas enfrentando el coronavirus”, escribió el funcionario.

Según el informe anual sobre el país de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, presentado en febrero, 108 defensores de derechos humanos fueron asesinados en Colombia el año pasado. Entre tanto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) manifestó que en lo que va de 2020 han sido asesinados al menos 24 líderes sociales.

ama (efe, afp)

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here