Salud

Las recesiones gingivales, explicada por un periodoncista



El Shabbat 




Les vamos a explicar que son las recesiones gingivales, diagnóstico, su etiología (causas), tratamiento. Es una problemática muy común y muchas personas y hasta odontologo, mal lo llaman, “cuellitos destapados”. Es una explicación muy básica para personas que no son odontologos, si me ayudan a compartir muchas gracias.
– La recesión gingival es la migración del margen gingival hacia apical de la unión amelocementaria. Es decir es el descenso de la encia exponiendo la raiz de diente. Al exponer la raiz del diente puede ocasionar una hipersensibilidad dentinal, es decir dolor ya sea a los cambios de temperatura o hasta ciertas comidas, caries en la raiz del diente (son más difíciles de tratar), pérdida del soporte óseo (hueso) y el problema estético que genera.
– Su principal causa es un cepillado traumatico, el cual genera que la encia en defensa migre de su posición. La enfermedad periodontal, movimiento de ortodoncia principalmente hacia vestibular (hacia adelante), condiciones anatómicas como frenillos, piercing. ¿Se deben tratar las recesiones gingivales? Depende la severidad,la expectativa del paciente, la sintomatologia del paciente. ¿Se puede perder el diente por no tratarla? En la mayoría de los casos no. Pero estudios muestran que una recesión no tratada, tiende a aumentar con el tiempo
– Existen dos enfoques de tratamiento, el restaurativo, es decir, usar un material (principalmente resina) para cubrir la recesión. Cual es el problema, de que no se va evitar el avance de la recesión, y el diente se puede seguir viendo alargado. – El otro enfoque es el quirúrgico, y debe ser realizado exclusivamente por periodoncista. En este caso hay muchas técnicas donde se vuelve a desplazar la encía a su nivel original, y mejorar las condiciones de esa encía para que no vuelva a migrar. – Pero sobre todo se debe analizar y corregir la causa que llevo a la recesión, si no se trata, seguramente, se volverá a presentar la recesión gingival.
Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *