Capturan a alias ‘Otoniel’: el líder del Clan del Golfo

Capturan a alias ‘Otoniel’. Este sábado 23 de octubre autoridades del país colombiano confirmaron que tienen en su poder al  máximo líder del Clan del Golfo.  De acuerdo con la información preliminar, fue capturado en zona rural de San Pedro de Urabá, en un operación conjunta entre Policía Nacional, Ejército y Fuerza Aérea.

Dairo Antonio Úsuga, alias “Otoniel”, es el comandante en jefe de la organización criminal más poderosa de Colombia, y el hombre más buscado del país. Pero parece que está perdiendo las riendas del poder a medida que las autoridades se le acercan cada vez más, y es posible que sus días en la élite del hampa colombiana estén contados.

Por alias ‘Otoniel’ las autoridades colombianas ofrecían una recompensa de hasta 3 mil millones de pesos y las Estados Unidos hasta 5 millones de dólares.

Historia

Otoniel empezó su carrera criminal dentro del antiguo grupo guerrillero el Ejército Popular de Liberación (EPL). Pese a que se desmovilizó del EPL en 1991, a la edad de 19 años, con otros 2.500 miembros de esa guerrilla, poco después regresó a combatir, cuando él y su hermano Juan de Dios Úsuga, alias “Giovanni” se enrolaron a las fuerzas paramilitares Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (ACCU).

Posteriormente, las ACCU fueron incorporadas a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), y Otoniel fue enviado a integrar las filas del Bloque Centauros de las AUC. De allí, trabajó bajo el jefe financiero del bloque, Daniel Rendón Herrera, alias “Don Mario”, lavando activos y administrando el pago de extorsiones. En 2005, volvió a entregar las armas, esta vez dentro de la desmovilización de las AUC. Una vez más, la desmovilización duró poco y Otoniel se alió con Don Mario para ayudar a formar la organización criminal conocida como Los Urabeños.

Después de que las autoridades colombianas capturaron a Don Mario en 2009, Otoniel y su hermano Giovanni asumieron el control total del grupo.

Bajo el comando de su hermano, Los Urabeños comenzaron a expandir por el país, usando una mezcla de violencia y acuerdos ilegales, empezando así la trayectoria que los llevaría a ser el grupo criminal más poderoso del país.

En 2012, las fuerzas colombianas mataron a Giovanni, quedando Otoniel como comandante en jefe de Los Urabeños. Desde ese entonces ha liderado un pequeño anillo de comandancia integrado por sus antiguos compañeros del EPL y las AUC. Bajo el liderazgo de Otoniel, Los Urabeños siguieron con su expansión, absorbiendo a sus rivales o eliminándolos, y dentro de poco llegaron a ser la única organización criminal colombiano con un alcance realmente nacional.

En el año 2015, las fuerzas de seguridad lanzaron la Operación Agamenón, una ofensiva que desplegó a los mejores oficiales antinarcóticos y más de 1.000 policías y militares a Urabá, para debilitar las operaciones de Los Urabeños y dar con el paradero de Otoniel. El jefe criminal ha pedido al gobierno que negocien su sometimiento, incluso a través de una grabación en la cual hace la solicitud públicamente en septiembre 2017.

Actividades criminales

Otoniel es el líder de una de las organizaciones criminales más grandes de Colombia, la cual controla territorios estratégicos para la producción y el tráfico de narcóticos y ofrece sus servicios a narcotraficante independientes. También maneja rutas para sus propias actividades de narcotráfico.

Las células locales de Los Urabeños participan en una variedad de actividades criminales, incluyendo la extorsión, la minería ilegal, el microtráfico y el contrabando, y muchas de esas pagan un porcentaje de sus ganancias a la comandancia nacional encabezada por Otoniel.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *