Cámara de Representantes aprueba el segundo ‘impeachment’ de Trump

Cámara destituye a Trump. La Cámara acusó al presidente Donald Trump por segunda vez en una histórica condena bipartidista de un presidente saliente cuyas palabras alimentaron una insurrección mortal en el Capitolio.

El proceso ahora se traslada al Senado, donde el líder de la mayoría, Mitch McConnell, ha indicado que no se iniciará un juicio hasta que Trump deje el cargo.

Con la emoción a flor de piel, en el mismo edificio asaltado hace exactamente una semana por una turba de trumpistas, la Cámara de Representantes de Estados Unidos ha aprobado el impeachment contra Donald Trump, acusado de incitar la protesta sediciosa que intentó hacer descarrilar la confirmación de la victoria electoral del demócrata Joe Biden. La resolución ha sido aprobada por 232 votos a favor y 197 en contra.

Es la primera vez que un presidente es reprobado en dos ocasiones. Y a diferencia de lo ocurrido en el 2019, cuando solo los demócratas aprobaron reprobar a Trump y proponer su destitución a raíz del escándalo de las presiones a Ucrania, esta vez 10 republicanos se han sumado a la iniciativa.  El Senado salvó entonces a Trump pero trece meses después se han vuelto a reunir con un impeachment sobre la mesa. La sola acusación contra Trump, “incitación a la insurrección”.

 

 

El presidente, reza el texto aprobado hoy en Washington, “puso seriamente en peligro la seguridad de EE.UU. y las instituciones del Gobierno”, amenazó “la integridad de nuestro sistema democrático, interfirió en la pacífica transferencia del poder y traicionó la confianza” en él depositada. Sus declaraciones  “alentaron y previsiblemente resultaron en las acciones ilegales”  ocurridas en el Capitolio.

Alrededor de 3.000 soldados vigilan el edificio, donde muchos han pasado la noche, durmiendo en el suelo, en un despliegue militar histórico para proteger la sede de la democracia estadounidense en un clima de enorme tensión a nivel nacional ante la amenaza de protestas armadas en todos los estados.

“Todos sabemos que el presidente de Estados Unidos incitó esta insurrección”, ha dicho la presidenta de la Cámara, la demócrata Nancy Pelosi. Trump “tiene que irse, sigue un claro peligro para este país que amamos”, ha defendido en la apertura de un debate que se ha prolongado durante tres horas y media y en el que unos apenas han contenido las lágrimas mientras otros gritaban, una imagen más de la profunda fractura social y política que sufre a EE.UU.

El líder republicano en la Cámara, Kevin McCarthy, ha coincidido con Pelosi en que Trump “tiene responsabilidad en el ataque de la turba de alborotadores al Congreso” y el presidente “debería haberla denunciado cuando vio lo que estaba ocurriendo”. McCarthy, que ofreció a Pelosi una moción de censura a Trump como alternativa, ha dicho no apoyar el impeachment pero esta vez ha dado libertad a los miembros del grupo republicano para votar según su conciencia.

“Estamos debatiendo esta histórica medida en la escena misma de crimen, y no estaríamos así si no fuera por el presidente de EE.UU. Este fue un ataque a nuestro país bien organizado e incitado por Donald Trump. El Capitolio fue invadido. Hubo gente que murió por las enormes mentiras que les ha dicho el presidente y demasiada gente al otro lado de este pasillo”, ha dicho el congresista demócrata Jim McGovern, representante de Massachusetts, señalando a la bancada republicana durante el debate sobre las normas de procedimiento.

Entre la decena de republicanos que por ahoa han apoyado el impeachment de Trump destaca Liz Cheney, hija del ‘vice’ de George Bush, que ya había anunciado que votaría a favor, convencida que que el presidente ha cometido la “mayor traición” posible a su país. Su posicionamiento que se suma al de otros líderes republicanos procedentes de la vieja guardia que pueden aprovechar el impeachment para distanciarse de la tóxica herencia política de Trump.

La mayoría de republicanos de la Cámara de Representantes, donde el presidente goza de más simpatías que en el Senado, se han opuesto sin embargo a la reprobación, una drástica medida que hasta que Trump llegó a la Casa Blanca solo se había aprobado en dos ocasiones.

El impeachment “nos dividirá todavía más”, ha protestado el congresista Tom Cole, un conservador de Luisiana. El demócrata Jason Crow afirma que varios colegas le han dicho, entre lágrimas, que votarían a favor del impeachment pero temen por sus vidas. Los hechos de la semana pasada demuestran que tienen razones para hacerlo pero varios demócratas, también amenazados, les han reprochado que hayan callado tanto tiempo y permitido que estos elementos del partido se hicieran tan fuertes.

Algunos congresistas han defendido al presidente con una lectura muy selectiva de sus palabras aquel día con el argumento de que pidió a la gente que actuara “de forma pacífica”, pasando por alto que les había animado a tomar el Capitolio, presionar a los débiles que se negaban a revertir los resultados electorales en su favor y “luchar a lo bestia”. Otros se han quejado de lo precipitado de la decisión o alegado que la medida solo dividirá más al país.

Numerosos republicanos han acusado a la izquierda de ser corresponsable de lo sucedido por las protestas de Black Lives Matter de este verano. El joven congresista republicano, alumno aventajado del trumpismo, Matt Gaetz, respondió recordando los episodios de violencia de este verano y acusó falsamente a los demócratas de no condenarlos. “¡Ellos encendieron las llamas, ellos!”, ha dicho Gaetz a gritos.

Tras la negativa, anoche, del vicepresidente Mike Pence de activar la enmienda 25.º para inhabilitar él mismo a Trump, que tampoco ha escuchado a las voces que le reclamaban dimitir de inmediato, los demócratas estaban determinados a completar el proceso en un tiempo récord para darle el escarmiento definitivo. Su doble impeachment, el primero de un presidente en toda la historia de Estados Unidos, abre la puerta a su inhabilitación definitiva.

Los demócratas han anunciado que enviarán de inmediato el pliego de cargos contra Trump –cuatro páginas, con una sola acusación- al Senado de inmediato, sin esperar a dar tiempo a que Joe Biden tome posesión y pueda poner en marcha su agenda legislativa sin distracciones. La Cámara Alta no tiene previsto reunirse hasta el 19 de enero, un día antes de la toma de posesión del demócrata. Pero los procedimientos se lanzarán de inmediato y proseguirán incluso cuando Trump ya no esté en la Casa Blanca, según la opinión mayoritaria de los juristas aunque es posible que el republicano lo cuestione.

En la segunda parte del proceso, el juicio político del Senado, es necesaria una mayoría de dos tercios para que el presidente sea condenado. Hace un año, solo un republicano votó a favor del impeachment de Trump pero esta vez las cosas pueden ser diferentes. Hay tres senadores que han dicho que creen que el presidente debería abandonar de inmediato el cargo y la noticia de que el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, cree que Trump ha cometido ofensas dignas de reprobación y no descarta votar a favor de condenarle puede abrir la puerta a más deserciones en el campo conservador.

Los demócratas, que desde el día 20 de enero tendrán el control de la cámara gracias a los dos escaños ganados en Georgia, necesitan el apoyo de 17 republicanos para condenar a Trump. Aunque ese voto no prospere, la Constitución prevé que a continuación se pueda votar la inhabilitación de cualquier alto cargo que haya sido reprobado dos veces y en ese caso solo es necesario un voto por mayoría simple. La sesión ha tenido lugar bajo unas medidas de seguridad sin precedentes. Cientos de soldados armados vigilan los pasillos del Capitolio, rodeado por un perímetro de seguridad masivo en una ciudad, Washington, absolutamente fortificada con amplias zonas del centro urbano cerradas al tráfico.


Tags: #impeachment, #DonaldTrump, #CamaraDeRepresentantes,


#SomosPeriferiaUrbana


[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]


[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *