El Silencio de Carlos Fernando Galán Pachón ante las denuncias de corrupción hechas por Ariel Ávila y José Roberto Acosta

Carlos Fernando Galán y su tía Maruja Pachón directora de la Escuela Galán


El Shabbat



Por Alexander Quiñones-Moncaleano


El escándalo le saltó a la cara al candidato a la alcaldía a Bogotá, Carlos Fernando Galán Pachón, cuando el periodista y columnista de El Espectador -e integrante de la Fundación Pares- José Roberto Acosta, denunció irregularidades sobre un contrato que recibieron la Universidad Gran Colombiana y la Fundación Escuela Galán a tan solo dos meses de las elecciones. El contrato tiene un valor de $10.921’650.523: una cifra que da para un debate nacional.

Ni el candidato ni la familia Galán se han pronunciado al respecto, intentando cubrir con un manto de silencio este asunto tan importante. En lugar de ello, han respondido a la Fundación Pares y a los periodistas con fake news y ataques personales. Un artículo publicado por La Silla Vacía, que al parecer quiere lavarle la cara al candidato en vez de propiciar un debate abierto entre los electores bogotanos, dice, palabras más palabras menos, que no se presentaron irregularidades en dicha contratación. Hace seis preguntas y en todas absuelve al candidato y la Fundación.

[Carlos Fernando Galán Pachón denunciado por corrupción porque la Fundación Escuela Galán para el Desarrollo de la Democracia recibió hace un mes un contrato de $10.921 millones, para contratar más de 400 personas]

Hoy Ariel Avila y José Roberto Acosta presentaron un vídeo y columna de lo que llamaron la ‘Prueba Reina’. Al escuchar y leer el caso se puede concluir que hay irregularidades tanto éticas como fiscales. Al periodista le pedían una prueba que demostrara la relación entre la Fundación Escuela Galán, el candidato Carlos Fernando Galán Pachón y la Alcaldía de Bogotá. Pues hoy la presentó: ‘La esposa del candidato al concejo José Alonso Ruda, quien hace parte del grupo de Galán, ha servido de enlace de varios de los mediadores contratados por la Escuela Galán. De esta manera se prueba del vínculo entre el contrato otorgado por Transmilenio a la UGC-Escuela Galán y la campaña de Carlos Fernando Galán para la Alcaldía de Bogotá.

Una de las mediadoras de esa foto es la señora Alexi Osorio Ruiz, esposa de José Alonso Ruda Hernández, actual candidato al Concejo de Bogotá, del grupo político de Carlos Fernando Galán.

Este contrato, CTO675-19, pone a disposición del consorcio UGC-Escuela Galán $10.921’650.523 de dineros públicos del Distrito Capital para que, en plena campaña electoral, se distribuyan a su completa discreción y sin control público. Quien decide es la tía de Carlos Fernando Galán, Maruja Pachón, que funge como representante legal en este contrato. El acta de inicio quedó firmada el pasado 26 de agosto y, aunque hasta la fecha no se ha radicado la primera cuenta de cobro, las contrataciones ya se hicieron. Era ahora o nunca cuando se debían exponer las irregularidades alrededor de este reprochable favorecimiento de la Alcaldía de Enrique Peñalosa al candidato más opcionado para sucederlo.

Ariel Ávila había decidido no hablar sobre el tema. Sin embargo cambió de parecer, afortunadamente para la democracia, y publicó un vídeo sobre el asunto:

Hoy todos los reflectores están puestos en el candidato Carlos Fernando Galán Pachón por estar en medio de un contrato millonario que se interpreta como un guiño, con dinero en mano, de parte del actual alcalde de Bogotá.

, , , , , , ,

 

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*