Autogol del Tino: al esgrimir una falacia de falsa analogía

No entiendo por qué dicen que el tino hizo un “gran trino”. Está cargado de falacias y malas interpretaciones.  El uribista está tan acostumbrado a putear que cuando un uribista no lo hace, creen que es “buen argumentador”. Se equivocan (como siempre).

Faustino Asprilla/Colprensa



El Shabbat



Por Epicuro de Samos C. Arteaga 


No entiendo por qué dicen que el tino hizo un “gran trino”. Está cargado de falacias y malas interpretaciones.  El uribista está tan acostumbrado a putear que cuando un uribista no lo hace, creen que es “buen argumentador”. Se equivocan (como siempre).

Observemos:

Tino esgrime una falacia de falsa analogía: Petro recuerda un hecho real e histórico: la discriminación hacia la raza negra. Tino responde acusando a Petro de Comunista (?), no hay correspondencia alguna.  Además Petro no es comunista, al repetirlo denota que no ha estudiado su propuesta sino que se ha conformado con  repetir el discurso uribista facilista y maniqueo de que si alguien critica la discriminación, la pobreza o la injusticia social es necesariamente “comunista” o “Castro-chavista” (nombra socialismo del siglo XXI).  Tino no ha leído las posturas filosófico-político-económicas de Petro ni conoce su praxis pública, si lo hiciera, se daría cuenta fácilmente que la propuesta de Petro para Colombia es una aproximación tímida a la socialdemocracia (capitalismo algo menos inhumano).

Petro no está “atizando el fuego del racismo porque el Tino es negro”, es el Tino el que le da esa errada interpretación, que es muy absurda y encierra por lo menos tres falacias y una distorsión pasmosa (a mi parecer malintencionada) de lo que refiere Petro.  No puede existir racismo en la invitación a rechazar el racismo a quien lo ha padecido por siglos (raza negra-Tino), eso equivaldría a decir que hay antisemitismo en invitar a los judíos-semitas a rechazar a Hitler y sus ideas racistas. ¡Un exabrupto!  Petro está tratando (quizá en un intento pedagógico) de recordarle que es el blanco Esclavista (no todos los blancos, el Tino ahí recurre a una falacia de generalización apresurada) el que ha sometido a su raza y por tanto a él mismo y a los suyos (entendiéndolo no como individualidad aislada sino como miembro de un amplio sector poblacional).

En una clara referencia a Petro y en una doble falacia de falsa analogía, lo incluye dentro de “los blancos comunistas”: Ya vimos que no es comunista pero tampoco es blanco y jamás Petro ha dicho serlo, es más, se auto-define como “del color café con leche”, es decir, trigueño (mestizo), como lo pronunciaba en sus discursos en campaña 2018.  Pero Tino no solo hace un despliegue de carencia argumentativa sino de sus prejuicios, soberbia y falta de empatía: La idea de Petro obviamente es hacerle ver su error al apoyar a (ese sí) un Blanco Y Esclavista (Uribe).  La pretensión de Petro, aparte de educarle desde el respeto, es que entienda que no porque él ha sido un privilegiado (gracias a sus dotes natos de futbolista), no significa que su pueblo, su raza, su etnia, etc.,  también lo sea, ya que históricamente ha padecido una vida muy alejada del estilo suntuoso y sibarita del Tino, por culpa precisamente del Blanco Esclavista que él defiende.  ¿Por qué Uribe es un blanco esclavista? Bueno, los hechos ahí están, sus políticas y actuar criminal han azotado fuertemente a indígenas, campesinos y negros. (Hay toda una literatura al respecto y si empiezo a explicarlo necesitaría de otro amplísimo  texto y ese no es exactamente el tema de éste).

Es verdad que Somos Libres para pensar y apoyar a quien queramos PERO somos esclavos de las consecuencias.  La libertad absoluta es una quimera, siempre terminamos siendo esclavos de nuestros actos, exactamente de sus consecuencias, aunque en principio creamos que son muestras genuinas de libertad.  ¿Qué se podría entonces esperar para la raza negra si se apoya al esclavista y discriminador? Es lógico que no se puede esperar mejores condiciones de vida para ella, claro, a menos que a uno le valga nada lo que le pase a su propia familia (raza) y pues ante eso no sirven ni las explicaciones ni las invitaciones a la sana reflexión, eso se llama falta de empatía, otros dirían hijueputez, y de eso hay mucho acá en Colombia, una muestra de ello es Uribe, a quien no le importan la vida y sufrimiento de sus compatriotas; otra, es el Tino, quien revictimiza a sus hermanos de sangre y a sus ancestros.  Por eso invito al Tino Asprilla a debatir, quizá me haya equivocado y la cuestión sea de ignorancia solamente (no de hijueputez), entonces con algunos libros de historia bastaría para que caiga en cuenta de su error. ¿En dónde está la “claridad conceptual” del Tino, que tanto cacarean, incluso desde la prensa privada como el diario El Tiempo? Al Tino le engañan cuando le dicen que “argumenta bien”, precisamente esos  mismos que engañaron a sus ancestros para subyugarlos. Se le están burlando en la cara y no se da cuenta, lo están utilizando, desde su fama y su color, para avalar las prácticas reprochables que han descargado sobre su raza.  Al Tino le han puesto otra vez las cadenas, esta vez, mentales.

Para terminar:

Otra falacia del Tino es malinterpretar que le están diciendo a quien “debe” apoyar, la discusión es sobre un errores históricos, conceptuales-ideológicos y argumentativos.  Él es libre de apoyar a quien desee, incluso al que ha asesinado, discriminado y  despojado a los de su misma sangre.

Tino, mejor cuéntame cómo hiciste para colgar a Goycochea en el Monumental día del 5-0. En esos temas te desenvuelves mejor que en los políticos.

chocquibtown nyc, tostao chocquibtown biografia, francia marquez mina el espectador, faustino asprilla wife, gustavo petro twitter,

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *