Así era el barrio Rojo de Ámsterdam en la década de 1990

A primera vista, uno diría que el Barrio Rojo de Ámsterdam no ha cambiado mucho en las últimas décadas. Las trabajadoras sexuales siguen ofreciendo sus servicios a los viandantes y en casi cada esquina se pueden encontrar sórdidos antros y camellos vendiendo su producto. Sin embargo, la realidad es que en los últimos años esta zona ha experimentado cambios significativos.

The government’s Project 1012 is allegedly gentrifying Amsterdam’s red-light district. Photograph: Picture Colour Library/Alamy



El Shabbat


14 Diciembre 2016, 12:00am


Por Huub Prickaerts

El barrio rojo de Amsterdam no ha cambiado demasiado en las últimas décadas. ¿O sí?


 

 

A primera vista, uno diría que el Barrio Rojo de Ámsterdam no ha cambiado mucho en las últimas décadas. Las trabajadoras sexuales siguen ofreciendo sus servicios a los viandantes y en casi cada esquina se pueden encontrar sórdidos antros y camellos vendiendo su producto. Sin embargo, la realidad es que en los últimos años esta zona ha experimentado cambios significativos. Los esfuerzos del ayuntamiento por llevar a cabo “una limpieza” en el Barrio Rojo se han traducido en el cierre de varios coffee shops y varios escaparates de prostitución, mientras que el torrente continuo de turistas que pasean por sus calles ha acabado modificando la verdadera esencia del distrito.

El fotógrafo Huub Prickaerts vivió en el Barrio Rojo durante la década de 1990. Durante aquellos años retrató a las trabajadoras sexuales, al personal de los servicios de limpieza, los delincuentes, vecinos, turistas y yonquis que formaban el tejido social del barrio. Por lo general las fotos no son bienvenidas en el Barrio Rojo, por lo que Huub tuvo que disparar la cámara disimuladamente desde la cadera mientras miraba hacia otro lado; pese a lo arriesgado de la técnica, el resultado es fascinante.

Las fotos de Huub Prickaerts del Barrio Rojo de Ámsterdam están recogidas en el libro ‘De Wallen, Foto’s 1993-1996’, disponible en Uitgeverij Weesperzijde.

Traducción por Mario Abad.

Este artículo se publicó originalmente en VICE Países Bajos

 

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *