Aprovechemos todo el revuelo de #LadyPopo para hablar del tema

Aprovechemos todo el revuelo de #LadyPopo para hablar del tema ¿Por qué debo recoger la caca de mi mascota? Es materia orgánica ¿no? Sirve de abono para las maticas… emmm NO, no es tan simple.

Por Felipe León

Aprovechemos todo el revuelo de #LadyPopo para hablar del tema ¿Por qué debo recoger la caca de mi mascota? Es materia orgánica ¿no? Sirve de abono para las maticas… emmm NO, no es tan simple.

(Photo by Francis Dean/Corbis via Getty Images)

En primer lugar, la materia fecal es un foco de enfermedades tanto para otros perros como para nosotros los humanos. Además de atraer insectos y roedores las heces tienen una carga microbiana altísima que contamina todo a su alrededor, entre o no en contacto con ella.

Debido a su dieta omnívora (materia seca de origen vegetal y animal), la caca de un perro se demora mucho más en descomponer que la de un animal herbívoro como una vaca, que solo digiere material vegetal.

A eso, debemos sumarle la composición de los concentrados con los que se alimenta generalmente a nuestras mascotas. Estos contienen aditivos y conservantes con propiedades antibióticas, y así como retrasan la proliferación de microorganismos en su comida… … también dificulta la proliferación de microorganismos y hongos en sus heces, haciendo su descomposición aún más difícil.

Existen maneras en que los excrementos de los perros pueden utilizarse como abono, pero esto requiere de tratamientos especiales a altas temperaturas y/o en biodigestores para poder añadirse al compostaje, pero eso es tema para otro día.

oda esta demora en su descomposición deja unos bollos que se van secando, blanqueando y endureciendo con el tiempo y en este estado, empieza a pulverizarse y liberar partículas que viajan por el aire y llegan a nuestros pulmones, nuestros ojos y nuestra comida.

Alergias, problemas respiratorios y enfermedades gastrointestinales son algunos de los posibles efectos en nuestra salud, siendo por supuesto más vulnerables los niños, los ancianos y las poblaciones inmunodeprimidas.

El excremento también puede contener parásitos o sus huevos y llegar a cualquier persona por contacto accidental con una plasta que nadie quiso recoger, provocando enfermedades muy peligrosas como la hidatidosis quística

Y no solo nos vemos afectados nosotros. En el video #LadyPopo asegura ser animalista, pero al dejar las heces de su perro ahí expone irresponsable y negligentemente otros animales a enfermedades gastroentéricas, parasitarias y víricas potencialmente mortales, como la parvovirosis Si a esta señora no le importa la salud de los demás, quizás poco le importen temas como el respeto por la comunidad o la cultura ciudadana

Ante estos casos, debemos recordarle a este tipo de personas, que así a ellos les dé asco, pena, pereza, el tener mascotas además de alegrías y compañía acarrea ciertos deberes, entre ellos el de recoger sus excrementos, y de no hacerlo estaría infringiendo la ley.

En Colombia el Nuevo Código de @PoliciaColombia y Convivencia, en su capítulo III, artículo 123, numeral 3 establece que quien no recoja los excrementos de sus animales podría ser sancionado con una multa correspondiente a 4 salarios mínimos diarios legales vigentes.

Si no va a ser una buena persona, buena ciudadana, buena vecina o al menos una persona limpia, al menos cumpla la ley señora. Y sea más responsable con sus mascotas y con la salud de todos. Gracias #LadyPopó #LaGenteSiEsPaMierda

Gracias Felipe por su hilo, podemos hacer un debate público al respecto.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *