Álvaro Uribe salió a criminalizar la protesta social, Colombia ya le respondió



El Shabbat



Ayer el ex presidente y senador Álvaro Uribe dio a conocer un vídeo donde se refería al paro convocado para el 21 de noviembre, donde  expresaba que este paro estaba siendo auspiciado y apoyado por el Foro de Sao Paulo.

Sus palabras textuales fueron: “el paro convocado para el 21 de noviembre hace parte de la estrategia del Foro de Sao Paulo que intenta desestabilizar la democracia de América Latina, secundado por grupos opositores cuyo propósito ha sido bloquear al gobierno del presidente Iván Duque. El derecho democrático de la protesta social no puede estar al servicio de anarquistas internacionales y de grupos violentos. Pedimos a las autoridades competentes la judicialización de los incitadores a la violencia y en el caso de extranjeros que estos sean llevados a la cárcel  o deportados. El presidente Duque recibió una funesta herencia pero con transparencia y eficacia en corto tiempo puede mostrar importantes signos de recuperación del país…”

 

Hecho púbico el comunicado, los colombianos le salieron al paso y lo han confrontado de diferentes maneras. Son muchos los que están diciendo que si Uribe tiene miedo del paro del 21 de noviembre es porque por ahí es el camino. Pues América Latina es un polvorín y quizá Colombia no se quede atrás de la manifestación y protesta popular, que al final es a lo único que le tiene respeto y terror el Establishment.

También le han llovido criticas por salir a criminalizar la protesta social, un derecho consagrado en la constitución del 91 en el artículo 37: Toda parte del pueblo puede reunirse y manifestarse pública y pacíficamente. Sólo la ley podrá establecer de manera expresa los casos en los cuales se podrá limitar el ejercicio de este derecho.

Al líder de la extrema derecha le sucederá el conocido efecto Streisand: La Mejor Manera Que  Algo Se Vuelva Viral: Prohibirlo. Hablar de libertad de expresión y de censura en Colombia es pan de cada día; de diversas maneras quieren callar toda manifestación o expresión que sea diferente. Quiere que la protesta social del 21 sea apagada y lo que hizo fue aplicarle el mejor combustible: la prohibición.

Álvaro Uribe sigue utilizando estrategias que cada vez le resultan menos favorables.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*