La hoja de ruta de Alejandro Gaviria: un integrante de las élites desde su nacimiento

Alejandro Gaviria

Alejandro Gaviria, un aspirante a la presidencia de Colombia. Hacía varios meses empezó a decir que no lo iba a hacer. Esta fue una estrategia de Marketing de expectativa que le sirvió. Los personajes como él saben cómo funciona la sociedad contemporánea. Pero esto empieza a hablar mal de un hombre que dice que tiene palabra. Las críticas no se hicieron esperar. Como tampoco los apoyos irrefrenables e incondicionales. Es un hombre que ha sido mediático y público. Pero ¿quién es Alejandro Gaviria?

Para algunos, un tipo reflexivo e intelectual que sabe hablar y escribir. Vale contar que nació en Santiago de Chile en 1966 lo que significa, de acuerdo al artículo 191 de la Constitución Nacional, que no podría ser Presidente. Para ser Presidente de la República se requiere ser colombiano de nacimiento, ciudadano en ejercicio y mayor de treinta años. Pero según parece es cuestión de interpretación.

Su formación académica empezó en Medellín, en la Escuela de Ingeniería de Antioquia; allí se graduó como Ingeniero Civil. Realizó una Maestría en Economía en la Universidad de los Andes y posteriormente un Doctorado en Economía en la Universidad de California. Alejandro Gaviria es un aspirante bien ‘formado’. Su trayectoria profesional tanto en el sector privado como público.

En el gobierno de Álvaro Uribe Vélez fue subdirector de Planeación Nacional y en el gobierno de Juan Manuel Santos fue nombrado Ministro de Salud. Defendió a capa y espada la Ley 100. Su último trabajo fue como rector de la prestigiosa universidad privada de Los Andes.

En resumen, un representante de la élite política colombiana. Aún así se hace llamar alternativo y su candidatura a la presidencia será por firmas. Seguro lo hace para que el pèrformace sea más convincente. Los mismos que apoyaron a Duque en las presidenciales pasadas ya salieron a defenderlo y apoyarlo. Sus palabras de lanzamiento de su aspiración presidencial, compartidas a través de un video, son un discurso vacío e incoherente.

Isis Giraldo, una de las intelectuales más reconocidas de Colombia, es una crítica contundente del señor Gaviria: “La calidad intelectual de alguien se mide en parte en función de su capacidad para tomar distancia crítica respecto a lo que produce. AG no sólo reproduce ideas (flojas) que otros (en el norte) han pensado sino que se emputa cuando se le dice que son flojas. Patético”. No hay que olvidar que es un representante de lo mismo de siempre. Aún así, nos lo van a vender como alguien diferente y como el mejor formado de este país de saqueadores de saco y corbata.

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *