Colombia

ELN anuncia alto al fuego de un mes en Colombia por pandemia de coronavirus



 El Shabbat 



El , la última reconocida en Colombia, anunció un alto al fuego por un mes ante la emergencia por el nuevo , y planteó al gobierno de Iván Duque negociar durante ese tiempo un cese bilateral de acciones.

Los rebeldes se comprometieron a suspender unilateralmente sus actos de guerra entre el 1 y 30 de abril, en lo que presentaron como “un gesto humanitario (…) con el pueblo colombiano, que padece la devastación” de la , según un comunicado difundido este lunes.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) evocó el llamado de la ONU a un cese al fuego en los conflictos del mundo, ante la magnitud de la emergencia sanitaria y económica, y destacó el pedido que, “en esa misma dirección”, formularon “organizaciones sociales y políticas de Colombia”.

Sin embargo, el alto comisionado de paz del gobierno, Miguel Ceballos, consideró insuficiente el anuncio de la organización armada.

“Apenas estamos conociendo la decisión del ELN de un cese al fuego por un mes. Creo que el país espera mucho más que eso, nosotros estamos en un reto enorme donde pueden morir miles de personas”, dijo el funcionario en una entrevista con W Radio.

Derecho a defensa

En su pronunciamiento, el grupo guerrillero aclaró que durante la tregua de un mes se reservará, sin embargo, el “derecho” a defenderse de los “ataques” de las fuerzas estatales y de las bandas del narcotráfico con las que se disputa el control de varios puntos del país.

“Hacemos un llamado al Gobierno de Duque, para que ordene el acuartelamiento de sus tropas y desactive la persecución contra la población y el asesinato de dirigentes y activistas sociales”, señaló el comunicado.

Surgido en 1964 al calor de la Revolución Cubana, el ELN se mantiene en armas tras el acuerdo de paz de 2016 que condujo al desarme de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El grupo cuenta con unos 2.300 combatientes y una extensa red de apoyo en puntos urbanos. Investigaciones independientes estiman que sus operaciones se extienden al 10% de los 1.100 municipios colombianos.

La guerrilla acompañó su anuncio con una andanada de críticas al gobierno por el manejo de la pandemia, que según el ELN fue provocada por “una cepa producida artificialmente en un laboratorio y regada a propósito por agentes de Estados Unidos”.

En Colombia van más de 700 contagios, incluidos diez muertos, en medio de la cuarentena general que dispuso el mandatario junto al cierre de fronteras y cielos.

Llamado a negociar

Además de anunciar la suspensión unilateral de sus acciones, el ELN propuso al gobierno retomar las conversaciones con su delegación en La Habana, para “concertar un cese del fuego bilateral y temporal” con la ayuda de países garantes.

El presidente Duque rompió hace más de un año las conversaciones de paz que venía sosteniendo esa guerrilla con su antecesor, el Nobel de la Paz Juan Manuel Santos, a raíz de una ataque con carro bomba contra una academia policial que dejó 22 cadetes muertos, además del agresor.

Colombia exigió luego a Cuba la captura y entrega del equipo negociador del ELN, lo que derivó en un deterioro de las relaciones diplomáticas entre los dos países ante la negativa de La Habana, que apeló a los protocolos firmados por las partes para garantizar el retorno de los rebeldes a su país si fracasaba el proceso de paz.

Este lunes el comisionado Ceballos insistió en que en este momento no hay un “espacio de diálogo abierto” y que el alto al fuego es solo “responsabilidad” del ELN.

Aun así, destacó que el gobierno designó a dos exguerrilleros como gestores de paz para un eventual acercamiento con el grupo guevarista bajo las condiciones impuestas por Duque: la liberación de los secuestrados y la suspensión de todas sus “actividades criminales”, a lo que siempre se ha rehusado el mando rebelde por considerarlas imposiciones unilaterales.

Desde La Habana, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, saludó el “gesto humanitario del ELN de declarar cese al fuego unilateral” en respuesta al llamado del secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

“Apoyo de #Cuba a la paz es invariable”, escribió Rodríguez en Twitter.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *