2 periodistas afganos secuestrados y apaleados por el régimen Talibán [Vídeo]

Taqi Daryabi, fotógrafo de 22 años, y Nematullah Naqdi

2 periodistas afganos secuestrados y apaleados por el régimen Talibán. Los periodistas fueron detenidos por horas por soldados Talibán. Ellos son Neamat Naqdi y Taqi Daryabi, periodistas del diario afgano ‘EtilaatRoz‘. La razón: la cobertura de una protesta en Kabul.  “Me ataron las manos a la espalda, me tumbaron en el suelo y me golpearon con palos, cables y tubos. Con todo lo que podían encontrar”, relató el camarógrafo Nematullah Naqdi. Esto es mensaje claro de la manera como el nuevo régimen instalado en Afganistan tratará las protestas y la libertad de prensa.

Taqi Daryabi, fotógrafo de 22 años, y Nematullah Naqdi, camarógrafo de 28 años, que trabajan para el EtilaatRoz (“El día de la información”), uno de los grandes medios de comunicación afganos, acudieron el miércoles a cubrir una manifestación frente a una comisaría en la capital.

Las declaraciones de los 2 periodistas afganos secuestrados 

“Me dijeron que estaba estrictamente prohibido filmar. Detuvieron a todos los que filmaron, se llevaron sus teléfonos”, dijo a AFP Nematullah Naqdi. “El discurso oficial no tiene nada que ver con la realidad que vemos en las calles“, dijo el director de EtilaatRoz, Zaki Daryabi, pidiendo a todos los medios que se unan para denunciar las violencias cometidas contra sus dos periodistas y otros de otros medios.

Los talibanes intentaron quitarle la cámara a Nematullah, uno de los 2 periodistas afganos secuestrados y apaleados, él se les escapó y se la entregó discretamente a un manifestante. Pero los talibanes que lo seguían lo atraparon y lo llevaron a la fuerza a la comisaría. En el interior, “los talibanes empezaron a insultarme, a patearme”, continúa. “Me ataron las manos a la espalda, me pusieron en el suelo y me golpearon con palos, cables, tuberías, lo que pudieran encontrar. Gritaba, seguía diciendo que era periodista. Pero a ellos no les importaba. Me patearon en la cabeza, me golpearon la espalda … Duró de 10 a 15 minutos. Pensé que me iban a matar”.

 

[Si deseas apoyar al periodismo emergente para que siga creciendo y contribuyendo  a la sociedad, puedes hacer tu aporte en ⇒ Vaki]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *