Estados Unidos

Estados Unidos: Devin Kelley lo que pudimos averigûar, el pistolero en una iglesia de Texas que dejó 26 muertos

Un exmilitar que fue expulsado del ejército por mala conducta.

Ya han pasado algunas horas y comienzan a saberse datos de Patrick , el hombre de 26 años que el domingo perpetró un ataque en una iglesia en la localidad de Sutherland Springs, en .

El tiroteo, que sucedió en la Primera Iglesia Bautista, a 45 kilómetros de la ciudad de San Antonio, alcanzó a dejar 26 personas muertas y más de 20 heridas, según datos aportados por el gobernador del estado de , Greg Abbott.
Teniendo en cuenta la información aportada por las autoridades, Kelley usó un rifle de asalto Ruger AR-15. Llevaba puesto un traje negro y llevaba puesto un chalecoantibalas.

El pistolero huyó en su vehículo y unos cuantos kilómetros más adelante se chocó.
Posteriormente fue encontrado muerto dentro del vehículo, donde había armas.

Juzgado en un tribunal militar

Kelley perteneció a la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Desde 2010 sirvió en el departamento de preparación logística en la Base de la Fuerza Aérea Holloman, en Nuevo México.

Después de dos años fue juzgado en una corte marcial por golpear a su esposa y a su hijo, y condenado a un año en prisión militar. En 2014 fue hechado del ejército por “mala conducta”.

No se sabe con exactitud la manera como consiguió el arma ni las causas qué lo motivaron a perpetrar el ataque.
Aunque la policía descartó el lunes que la matanza estuviese motivada por raza, religión o terrorismo y atribuyó el incidente a problemas familiares.

“No contemplamos que la acción de ayer se deba a motivos raciales o religiosos; sí podemos decirles que había una serie de problemas domésticos en su familia”, dijo la policía en una conferencia de prensa.

Las autoridades dijeron también que la suegra de Kelley asistía a esa iglesia, pero que el domingo no estaba allí. Confirmaron también que le había enviado mensajes de texto “con amenazas”.

A Kelley se le había negado el permiso para comprar armas en el estado de Texas, indicó el gobernador estatal, Greg Abbott.

“Este es un hombre que tenía algunos problemas mentales desde hace mucho tiempo”, añadió.

Según fuentes en la agencias de inteligencia del Estado anónimas citadas por el diario The New York Times, Kelley vivía en la casa de sus padres en New Braunfels, 56 kilómetros al norte de Sutherland Springs.

Fue allí que lo acusaron de agredir a su esposa e hijo. Volvió a casarse en 2014.

Su página de Facebook fue suprimida tras el ataque, pero en su foto de perfil se lo podía ver con dos niños. También aparecía una foto de un rifle de asalto y una cita del escritor Mark Twain: “No temo la muerte. He estado muerto por millones y millones de años antes de nacer y no he sufrido ningún inconveniente por ello”.

Su perfil en la red LinkedIn sigue activo. Allí cuenta que le interesan el bienestar animal, las artes y la cultura, los niños y los derechos civiles. Y se describe a sí mismo como una “persona dedicada que trabaja duro”.

El hecho surge un mes después de que un hombre armado mató a 58 personas en un concierto en Las Vegas, en el ataque más letal en la historia de Estados Unidos. Y sigue el debate de la venta de armas en la potencia mundial.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos! No critiques, crea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *